Moon defiende que Trump merece “un gran crédito” por las conversaciones entre las dos Coreas

14
Actualizado 10/01/2018 12:42:57 CET

SEÚL, 10 Ene. (Reuters/EP) –

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, ha dado el crédito este miércoles a su homólogo estadounidense, Donald Trump, por ayudar a iniciar las primeras conversaciones intercoreanas en más de dos años, y ha advertido de que Pyongyang enfrentará sanciones más duras si continúan las provocaciones.

Las conversaciones tuvieron lugar el martes en el lado surcoreano de la zona desmilitarizada, que ha dividido a las dos Coreas desde 1953, después de un período prolongado de tensión en la península de Corea por los programas nuclear y de misiles de Pyongyang.

Corea del Norte incrementó sus lanzamientos de misiles el año pasado y también realizó su sexto y más poderoso ensayo nuclear, que dio como resultado algunas de las sanciones internacionales más fuertes hasta ahora.

Las más recientes sanciones buscan reducir drásticamente el acceso de Corea del Norte a importaciones de petróleo refinado y ganancias desde trabajadores en el extranjero. Pyongyang calificó las medidas como un “acto de guerra”.

En las conversaciones del martes, las primeras entre diciembre de 2015, Seúl y Pyongyang accedieron a resolver todos los problemas entre ellos a través del diálogo y también a reactivar consultas militares de modo que pueda evitarse un conflicto accidental.

“Creo que el presidente Trump merece un gran crédito por lograr las conversaciones intercoreanas, quiero mostrar mi gratitud”, ha dicho Moon a periodistas en su conferencia de prensa de Año Nuevo. “Podría ser un trabajo resultante de las sanciones y la presión encabezadas por Estados Unidos”, ha añadido.

Trump y el líder norcoreano, Kim Jong Un, intercambiaron amenazas e insultos durante el último año, lo que provocó el temor de una nueva guerra en la península. Corea del Sur y Estados Unidos aún están técnicamente en guerra con Corea del Norte ya que el conflicto de Corea de 1950-1953 terminó con una tregua, no con un tratado de paz.