Inicio Internacional Muere una joven en estado crítico tras ser tiroteada en una manifestación...

Muere una joven en estado crítico tras ser tiroteada en una manifestación contra el golpe de Estado en Birmania

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Una joven birmana que se encontraba en estado crítico tras recibir un disparo en la cabeza en una manifestación celebrada el 9 de febrero contra el golpe de Estado en el país ha fallecido este viernes, convirtiéndose en la primera víctima mortal de la represión de las protestas.

La joven, Mya Zuet Jine, una estudiante de 20 años, estaba ingresada en muerte cerebral un hospital de la capital, Nayipidó, a causa de las heridas sufridas. La mujer recibió el disparo cuando buscaba protección en una parada de autobús de los cañones de agua de la Policía.

La hermana de Zuet Jine aseguró la semana pasada en una rueda de prensa que «seguirá luchando hasta el fin de la dictadura militar» para «compensar el sufrimiento» de su hermana. «Me gustaría pedir a todo el mundo que siga luchando contra la dictadura militar hasta que sea expulsada», agregó.

Las manifestaciones se han sucedido en el país desde la asonada del 1 de febrero, dada poco antes de que se constituyera el nuevo Parlamento, surgido de las elecciones legislativas de noviembre. Durante el golpe fueron detenidos la entonces líder ‘de facto’ del país, Aung San Suu Kyi, y el presidente, Win Myint.

Desde entonces se han sucedido además las detenciones de antiguos ministros y parlamentarios, mientras que los miembros de la Liga Nacional para la Democracia (NLD) electos en los comicios procedieron a establecer un Parlamento ‘paralelo’, no reconocido por la junta militar.

En este contexto, las autoridades militares imputaron el jueves al ministro principal de Mandalay, Zau Myint Maung, quien es además vicepresidente de la NLD, por incitación a la violencia. La propia Suu Kyi hace frente a cargos por violación de la Ley de Exportaciones e Importaciones y por supuestas violaciones de las leyes de gestión de desastres en el marco de la pandemia de coornavirus.

La Asociación de Asistencia de Presos Políticos (AAPP) ha apuntado este viernes que desde el golpe de Estado han sido detenidas cerca de 500 personas –entre ellas más de 120 miembros de la NLD, que se impuso en las últimas elecciones–, de las cuales sólo 35 han sido liberada hasta la fecha, según ha informado el diario birmano ‘The Irrawady’.

La muerte de Zuet Jine ha tenido lugar además un día después de que nueve personas, incluida una mujer embarazada, resultaran heridas a manos de las fuerzas de seguridad, que intervinieron para dispersar a un grupo de personas que intentó bloquear la red de tren en Mandalay (norte).

Las fuerzas de seguridad emplearon balas de goma, gases lacrimógenos y porras para sacar a decenas de personas de las vías para permitir el paso de un tren que trasladaba a militares. Según las informaciones de ‘The Irrawady’, el bloqueo tuvo lugar en apoyo a las protestas contra la junta militar.

La Sociedad de Rescate Minjaung ha agregado que uno de sus edificios, que acoge a organizaciones dedicadas a catividades filantrópicas, fue alcanzado, mientras que un miembro de los equipos de rescate figura entre los heridos. Ko Aung Bu, de la organización, ha acusado a las fuerzas de seguridad de «disparar deliberadamente balas de goma contra la oficina».

Naciones Unidas advirtió el lunes al Ejército de Birmania de que «cualquier respuesta de mano dura» podría tener «graves consecuencias» y recalcó que las autoridades militares «deben evitar la violencia y respetar los Derechos Humanos».