Nobel de Paz a grupo contra armas nuclares da satisfacción y alegría a dos costarricenses

Una llamada a las 2:30 a. m. desde Suecia despertó este viernes al médico costarricense Carlos Umaña. La noticia ameritaba perder el sueño: el grupo ICAN, que se opone a las armas nucleares y que él integra desde una organización, acababa el ganar el Premio Nobel de la Paz.

Para Umaña el reconocimiento representa un apoyo importante en momentos en que la tensión nuclear aumenta entre Estados Unidos y Corea del Norte y también cuando recientemente se adoptó un tratado en la ONU para la prohibir el uso de armas de destrucción masiva.

“Hay que tener claro la peligrosidad de estas armas y también que la única forma de estar libres es eliminándolas completamente. Estas armas están hechas para matar civiles, aniquilar cientos de miles de personas en ciudades”, afirmó.

Umaña, de 42 años y vecino de Guadalupe, es parte de la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (IPPNW), organismo que, a su vez, está dentro de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN).

La IPPNW fue fundada en 1980. Sin embargo; su filial en Costa Rica se abrió en diciembre del 2012 con Umaña y su colega, Alexandra Arce, a la cabeza.

Otra tica vinculada a los esfuerzos para prohibir las armas nucleares es la diplomática Elayne Whyte, quien lideró el panel de la ONU que negoció el acuerdo para anular su utilización en todo el mundo. El convenio fue adoptado el 7 de julio con el voto de 120 países.

LEA: Grupo opositor a armas nucleares recibe Nobel de la Paz

Whyte, de 52 años, afirmó este viernes que la coalición premiada es como un símbolo de los esfuerzos de la sociedad civil por acercarse a los gobiernos del mundo y mantener el ritmo de la negociaciones en marcha.

“Es una alegría extraordinaria recibir la noticia. La opción de este tratado es uno de los hechos más significativos y de mayor contribución a la paz en el mundo. Este llamado pone una mayor presión a todos los líderes políticos, especialmente aquellos con arsenales nucleares, para que inicien procesos concretos de desarme nuclear”, expresó la diplomática costarricense en referencia a las 15.000 ojivas nucleares que existen aún.

LEA: Costa Rica lideró definición de tratado contra armas nucleares que será votado el viernes en la ONU

Días atrás, Whyte, quien es la embajadora de Costa Rica ante los organismos de la ONU en Ginebra, Suiza, había alertado sobre la intención de las potencias nucleares para boicotear el acuerdo.

Hasta el momento, el tratado para prohibir las armas nucleares ha obtenido la firma 53 Estados miembros de la ONU y la ratificación de tres: Guyana, el Vaticano y Tailandia.

Loading...