Polonia rezó el rosario en las fronteras para pedir por la ‘salvación’ del país

Varsovia

Cientos de miles de católicos polacos acudieeron  el sábado a las fronteras de su país donde rezaron  el rosario “para salvar a Polonia y el mundo”, a petición de una fundación, Dios Solo Basta.

“El rosario en las fronteras” es una iniciativa de oración puramente religiosa a ojos del episcopado, pero para los medios ultracatólicos es un arma espiritual contra lo que consideran como la islamización de Polonia y de Europa.

La fecha del 7 de octubre no se eligió al azar. Es la del rosario de la Virgen María, que celebra la victoria en 1571 de los cristianos contra los turcos durante la batalla de Lepanto.

Una victoria, que la Iglesia atribuyó entonces a la recitación del rosario, “que salvó a Europa de la islamización”, recuerdan los organizadores, la fundación Solo Dios Basta, creada por dos jóvenes videógrafos.

Muchos polacos consideran el islam como una amenaza, y el gobierno conservador, apoyado por gran parte de la opinión pública, se niega a acoger a migrantes en su territorio, donde apenas hay musulmanes.

Veintidós diócesis participaron en este acto. Los fieles debían congregarse en unas 200 iglesias para asistir primero a una conferencia y una misa, antes de dirigirse a las fronteras para recitar su rosario.

El objetivo era tener tantos grupos de fieles como fuera posible en los 3.511 km de las fronteras polacas con Alemania, la República Checa, Eslovaquia, Ucrania, Bielorrusia, Lituania, Rusia y el mar Báltico.

Los organizadores esperaban la presencia de un millón de personas en las fronteras, aunque sería muy complicado contabilizar a los asistentes.

Para el portavoz de la Conferencia Episcopal polaca, el padre Pawel Rytel Andrianik, el propósito era rezar por la paz en el mundo.

No era contra el islam. La iniciativa recibió la aprobación del episcopado polaco, y sería incorrecto interpretar el acto como una reunión de rezo para proteger al país contra la llegada de refugiados musulmanes, aseguró.

“No se trata de cerrarse a los demás, al contrario, ir a las fronteras con el rosario es para romper los muros, abrirse a los rusos, bielorrusos, eslovacos, ucranianos y alemanes”, puntualizó.

El militante católico nacionalista  Marcin Dybowski  disintió Para él, está claro que “una guerra religiosa entre la cristiandad y el islam se libra de nuevo en Europa como antaño”.

“Europa es invadida por el islam que no respeta nuestras costumbres, nuestra civilización. Los atentados dejan cientos de víctimas. Europa sólo finge que protege sus fronteras. Pero la verdad es que no tiene fronteras. [La canciller alemana Angela] Merkel las abrió ampliamente”, dijo a la AFP este editor de libros religiosos responsable de la Cruzada del Rosario para la Patria, una iniciativa religiosa y política que reúne a ultracatólicos nacionalistas.

“Polonia está en peligro, debemos proteger a nuestras familias, nuestras casas, nuestro país de cualquier tipo de peligros, pero también de la descristianización de nuestra sociedad que los liberales de la Unión Europea quieren imponer”, opinó.

“Austria y Hungría levantan muros con alambres de espinos contra los refugiados. Nosotros, edificamos una barrera espiritual mediante la oración cotnra el peligro del terrorismo”, zanja.

Loading...