Inicio Internacional Precio de los huevos cayó 27% en último año por sobreproducción

Precio de los huevos cayó 27% en último año por sobreproducción

El precio de los huevos alcanzó en febrero anterior su valor más bajo en 23 meses cuando registró una caída interanual del 27%, así se desprende del Índice de Precios al Consumidor (IPC), calculado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

La reducción en el valor se hace relevante porque es una de las principales proteínas ingeridas por los costarricenses. Por día, se consumen 3.250.000 unidades de este alimento, lo que suma un total de 1.186 millones de huevos al año.

Durante el 2022, el precio de los huevos aumentó de forma significativa debido a la guerra entre Rusia y Ucrania, que impactó en los costos de las materias primas e incluso llevó a la restricción de la venta en supermercados. Según el nivel del IPC, el precio del producto no era tan bajo desde marzo del 2022.

Este comportamiento también se refleja en los monitoreos semanales de precios del Consejo Nacional de Producción (CNP). Según el CNP, el costo de un kilo de huevos marrones en el Mercado Borbón, en San José, pasó de ¢2.100, en la semana del 6 al 12 de marzo del 2023, a ¢1.604, en la semana del 4 al 10 de marzo anterior, lo que representa una caída del 24% en ese período.

En diciembre del 2022, cuando el precio era más alto según el IPC, el kilogramo en el Mercado Borbón tenía un precio de ¢2.175.

La disminución en el valor del producto se debe a varios factores, siendo el principal de ellos un aumento en la producción de huevos, que supera el consumo diario de los costarricenses. Esto genera una mayor oferta y, como resultado, una disminución en el precio del producto, según explicó William Cardoza, presidente de la Cámara de Avicultores de Costa Rica (Canavi).

Fórmulas maternas suben de precio en un año marcado por su salida temporal de la canasta básica

Cardoza explicó que el consumo diario de huevos en Costa Rica se estima cerca de los 3.250.000, lo que representa 200.000 kilogramos al día, mientras que la producción actual supera los 3.350.000. Este exceso de producción provocó una caída en el precio de mercado. Sin embargo, añadió que el tema de la sobreproducción es cíclico y se experimenta cada cierto tiempo en mayor o menor grado.

“La dinámica del ciclo productivo provoca que en meses de producción estable el precio sube e incentiva que muchos productores aumenten la cantidad de aves, al igual que nuevos productores deciden aprovechar. Al cabo de algunos meses, la producción aumenta fuertemente y entramos en meses y ciclos de sobreproducción y el mercado se ajusta con precios a la baja. Luego esta se estabiliza y el ciclo se repite”, explicó Cardoza.

Luis Mesalles, economista y gerente de La Yema Dorada, coincidió en que el precio del huevo responde a los efectos de la oferta y la demanda del mercado. Señaló que su precio fluctúa mucho debido a que es un producto perecedero que no se puede almacenar por mucho tiempo.

El economista indicó que el costo de las materias primas disminuyó en comparación con el 2022, cuando los precios del maíz, la soja, los materiales de empaque y los combustibles aumentaron debido a la guerra entre Rusia y Ucrania.

Un pico en la producción local de huevos, y condiciones más favorables en la producción influyen en la caída del precio del huevo.

Periodo de contrastes

En los últimos dos años, el precio de esta proteína ha pasado de tener un comportamiento alcista a reducirse más lentamente a partir de diciembre del 2022 hasta alcanzar los niveles actuales.

Según Mesalles, esto se debe a una mayor oferta de granos que sirven como materia prima, así como a la apreciación del colón frente al dólar, lo que ayuda a reducir los costos de producción. Sin embargo, añadió que los problemas logísticos en el canal de Panamá y en Medio Oriente aumentaron el costo de los fletes, lo que limita la reducción en los costos de los granos.

Además, el gerente de La Yema Dorada explicó que la caída en el precio del dólar también encarece el costo del producto expresado en la divisa extranjera, lo que puede aumentar la probabilidad de importación ilegal de huevos y, por lo tanto, la oferta en el país.

Cardoza también señaló que los últimos meses del 2022 representaron un momento de baja producción que coincidió con un alto consumo, lo que normalmente aumenta en noviembre y diciembre debido a las recetas navideñas y al mayor consumo de repostería, lo que presionó los precios.

Hace un año, la producción era menor que la actual. Según datos de Canavi, en marzo del 2023, esta rondaba los 3,2 millones diarios, frente a los 3,35 millones actuales. La Cámara también señaló que hace 12 años, el consumo per cápita de huevo era de apenas 180 unidades por año, mientras que hoy supera las 240 unidades por persona por año, equivalentes a 15 kg.

Inflación interanual de Costa Rica se mantiene en negativo: -1,13% en febrero