Inicio Internacional Reo usó salsa de tomate para simular que vomitaba sangre e ir...

Reo usó salsa de tomate para simular que vomitaba sangre e ir al hospital por celulares

Estos tres celulares fueron los decomisados la madrugada de este domingo a un reo de apellido López, quien simuló estar grave por covid-19.  Foto: Cortesía del Ministerio de Justicia.

Un privado de libertad de apellido López, simuló tener síntomas graves de covid-19 para ir por tres celulares y tres chips que desconocidos le habrían dejado escondidos en un baño del Hospital San Rafael, en Alajuela.

El Ministerio de Justicia informó este domingo que López, quien permanece recluido en el Centro de Atención Institucional Luis Paulino Mora, en el Complejo La Reforma, reportó desde ayer tener síntomas de covid-19 y hoy en la madrugada indicó sentirse muy mal, por lo que los oficiales de la Policía Penitenciaria coordinaron para trasladarlo al hospital alajuelense.

En el centro médico el hombre pidió ir al baño, momento en que se presume, aprovecho para obtener los tres dispositivos que en la cárcel tienen un valor que ronda ¢1 millón cada uno.

La Policía presume que el hombre, quien tiene 28 años, ingirió salsa de tomate pues cuando estaba en celdas simuló que vomitaba sangre.

A la hora de ingresar de nuevo a La Reforma, los policías penitenciarios le hicieron la revisión corporal, dando con el hallazgo de los tres celulares y tres chips.

El ingreso de celulares a un centro penal no está tipificado como delito, a diferencia del ingreso de droga, de modo que a López, quien descuenta 21 años de prisión por robo con violencia sobre las personas, solo se le reubicó en otra celda.

La acción de este recluso permitió a las autoridades detectar esta nueva modalidad como una más de las tantas que se usan en nuestro país para llevar teléfonos celulares a las cárceles, desde donde se cometen la mayoría de fraudes con todo tipo de timos.

En el 2020, las estafas por vía telefónica generaron a la ciudadanía pérdidas por más de ¢7 mil millones.

Estafadores cibernéticos se apoderaron de ¢613 millones en menos de tres meses

De hecho, este viernes la Municipalidad de Escazú alertó a sus contribuyentes sobre el timo que muchos han denunciado sobre llamadas haciéndoles creer que hay modificaciones en el pago de impuestos u otros servicios, de modo que les piden ingresar sus datos a páginas que son falsas y desde las cuales les vacían las cuentas. Lo mismo ha ocurrido en otros municipios como el de Tibás, así como con páginas falsas de diferentes bancos.

Desde mayo de este año ya son 960 teléfonos los decomisados en diferentes centros penitenciarios.

Publicidad