Inicio Internacional Salud investiga irrespeto a lista de espera en trasplante de hígado para...

Salud investiga irrespeto a lista de espera en trasplante de hígado para un gerente de CCSS

El Ministerio de Salud investiga en el Hospital México el presunto irrespeto a la lista de pacientes en espera de un trasplante de hígado debido a que uno de los gerentes de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), quien se encontraba en la quinta posición, recibió el injerto hepático antes que los otros cuatro enfermos.

La situación fue denunciada, durante una reunión virtual realizada el 3 de noviembre de 2022, por la médica Ana Teresita Barquero Uriarte, representante del Ministerio de Salud en el Comité Técnico Asesor Hepático, un grupo oficial encargado de evaluar casos excepcionales y aprobar cambios en la lista de espera.

Durante esa sesión, Barquero indicó que el Ministerio de Salud comunicó al Hospital México la disponibilidad de un hígado y lo asignó al primer paciente en la lista, un hombre de apellido Céspedes.

Sin embargo, el equipo médico del Hospital México, encabezado por María Amalia Matamoros Ramírez, decidió colocarlo al paciente que estaba en el quinto puesto en el escalafón, un hombre que en ese momento ocupaba una de las gerencias de la CCSS y quien falleció el 3 de noviembre, pocas horas después del trasplante.

Trasplantados llevan a CCSS a Fiscalía por cambiar proveedor de medicamento

“Para sorpresa nuestra el día de ayer (2 de noviembre de 2022), casi a las 8 a. m., nos dijeron que el que se estaba trasplantando o el que se iba a trasplantar, en ese momento, no era el de la posición uno, sino el de la posición cinco”, comentó Barquero durante la reunión. La Nación tiene copia del video de esa cita.

De acuerdo con la información presentada por Barquero, el paciente en la posición uno tenía 34 puntos. Mientras que el quinto tenía 25 puntos. Esa calificación se basa en los resultados de laboratorio del paciente y se calcula a través de una escala llamada MELD (Model for End Stage Liver Disease), un modelo matemático de predicción de la sobrevida de una persona con enfermedad hepática. Entre más puntos, más riesgo sufre el paciente.

Ante esa situación, la cirujana Vanessa López Jara, representante del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia en el Comité, expresó su molestia y afirmó que debía explicarse por qué el Hospital México tomó un órgano y lo trasplantó al quinto paciente de la lista, sin respetar al Ministerio de Salud y la normativa vigente.

“Por qué el Hospital México se toma la atribución de asignar el órgano, esa asignación (para el gerente) no la hizo el Ministerio de Salud y eso me parece muy grave”, dijo López.

José Pablo Garbanzo Corrales, cirujano y coordinador de trasplantes de la CCSS, respaldó a López y agregó que si había razones para no trasplantar a los primeros cuatro pacientes de la lista debían expresarse y dejarse claras.

Como puede observarse en la grabación de la reunión, Douglas Montero, director del Hospital México, no pudo explicar por qué se trasplantó al quinto paciente de la lista y no al primero.

“Por qué agarraron al quinto paciente, en lugar del cuatro, del tres o el dos, ese criterio yo no lo sé. Todo esto sucedió hace menos de 24 horas y no sé, pero creo que, por transparencia, es mejor que se haga una investigación en la que se documente cuáles fueron las decisiones para trasplantar a esa persona”, comentó López.

Más adelante, en la misma reunión, Montero reconoció que “por casualidad” conocía al paciente beneficiado con el trasplante, pero no detalló cuál era su vínculo.

Sin aprobación del Comité

Douglas Montero, director médico del Hospital México.

En el video de la sesión del Comité, los médicos insisten en cuestionar el procedimiento aplicado por el Hospital México al “brincarse” cuatro pacientes para trasplantar al quinto. Frente a las preguntas, el director de ese centro médico respondió que actuaron de esa forma por la gravedad en la que se encontraba la persona.

“El que estaba peor, con encefalopatía y todo y estaba internado con urgencia de intervenirlo, porque si no se moría, era el que se operó. Los otros, que era don (se omite el nombre por privacidad del paciente), que tenía cáncer, podía esperar un momento, porque es un tumor que podía esperar un momento”, señaló Montero.

De inmediato, López refutó el argumento y recordó que cualquier excepción en la lista de espera debe ser evaluada por el comité y ser aprobada o rechazada en esa instancia. “No doctor, disculpe, eso no funciona así”.

El artículo 21 de la Norma Nacional de Distribución y Asignación Hepática establece que las excepciones en la escala MELD deben ser evaluadas por el Comité.

Con respecto a este asunto, Garbanzo enfatizó que, el jueves 27 de octubre, hubo una reunión del Comité y las autoridades médicas del Hospital México no informaron que tenían un paciente delicado que requería priorización. “Si estaba tan grave y tenía tanto tiempo internado, el Hospital México nunca manifestó la necesidad de que ese paciente estaba tan mal y que se pusiera por encima de los demás”, recalcó el galeno.

Otra familia denunciará ‘desvío’ de hígado que trasplantarían a pariente enferma

No recuerdan

La tarde de este martes 24 de enero, La Nación llamó a Douglas Montero y a María Amalia Matamoros, director médico y cirujana del Hospital México, respectivamente, para consultarles por la reunión. En principio, ambos respondieron que no recordaban el encuentro virtual.

Al insistir en la pregunta, contestaron que ellos no habían participado en esa reunión. “Yo recuerdo el tema, pero no la reunión, creo que yo no estuve en esa reunión”, declaró Montero. “Yo no estuve ahí, que yo sepa”, indicó Matamoros.

No obstante, al informarles que este diario tiene una copia del video de la reunión, realizado a través de la plataforma Microsoft Teams, ambos rectificaron y aceptaron haber estado en la conversación.

Según el director del centro médico, el Ministerio de Salud realiza una investigación y él ha contestado varios oficios en los que le piden información al respecto.

Al preguntarle si se adelantó al paciente número cinco de la lista por su jerarquía en la Caja, manifestó: “Le voy a ser sincero, yo no recuerdo si yo fui el coordinador de ese trasplante (…) Me va a disculpar, no es mala fe, ni nada de esas cosas, pero no recuerdo si fui yo el que estaba coordinando”.

Matamoros afirmó que las reuniones del Comité no son para discutir presuntos irrespetos o irregularidades en el manejo de la lista de espera de trasplantes hepáticos y negó que haya influido el cargo que ocupaba el paciente.

También entregó copia de un oficio enviado el 11 de enero al Ministerio de Salud en el que expone que no se cometieron anomalías al designar el hígado al paciente número cinco.

En su escrito hace referencia a cinco artículos de la norma vigente, pero omite referirse al artículo 21, que fija la obligación de pasar por el Comité para aprobar excepciones. Además, expone que los pacientes en las posiciones uno, dos y cuatro estaban “en su casa, sin complicaciones de su enfermedad, haciendo una vida relativamente normal, dentro de lo que cabe”.

Añadió que las condiciones del paciente en la posición cinco eran más delicadas y por eso se procedió a trasplantarlo.

Por último, la Gerencia Médica comunicó, a través de la oficina de prensa de la CCSS, que mantiene una investigación al respecto, pero que no ofrecería detalles por respeto a los pacientes.

Publicidad