Trump avisa de que está dispuesto a “destruir totalmente” Corea del Norte en caso de amenaza

Actualizado 19/09/2017 17:19:33 CET

El presidente estadounidense considera el acuerdo con Irán una “vergüenza”

NUEVA YORK, 19 Sep. (EUROPA PRESS) –

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha cargado este martes desde el atril de la Asamblea General de la ONU contra el “régimen depravado” de Kim Jong Un y ha advertido de que la paciencia de su Gobierno tiene un límite y está dispuesto a “destruir totalmente” Corea del Norte si aumentan las amenazas.

En un tono radicalmente opuesto al de su predecesor, Barack Obama, y sin atisbo para el error –ha leído el guión en casi todo momento–, Trump se ha estrenado en la Asamblea General ocho meses después de llegar a la Casa Blanca, para decirles en persona a las delegaciones de todo el mundo algunos de sus mensajes más polémicos.

Así, ha desarrollado un discurso de unos 40 minutos sin tregua, en el que ha cargado contra los países a los que ha criticado durante estos últimos meses para generar apenas unos tímidos aplausos.

En su momento más contundente, Trump ha criticado que un “grupo de criminales”, con “el Hombre Cohete” al frente, intente hacerse con armamento atómico en una “misión suicida”, violando para ello varias resoluciones aprobadas durante los últimos años por el Consejo de Seguridad de la ONU. “Es hora de que Corea del Norte se dé cuenta de que la nuclearización no es un futuro aceptable”, ha añadido.

Trump ha subrayado que, aunque Estados Unidos “tiene paciencia”, si se ve obligado a actuar para protegerse a sí mismo o a sus aliados “no tendrá otra elección que destruir totalmente Corea del Norte”. “Ojalá no sea necesario”, ha apostillado.

El presidente norteamericano ha instado a la comunidad internacional a hacer “mucho más” para contener la amenaza que representa Corea del Norte y, en este sentido, ha considerado inaceptable que haya países que sigan colaborando con el régimen de Kim Jong Un. Trump ha recalcado que es momento de “aislar” por completo a Pyongyang.

“Corea del Norte es una amenaza para el mundo entero”, ha avisado el inquilino de la Casa Blanca.

IRÁN

El repaso internacional de Trump ha incluido también críticas contra otro de sus habituales enemigos, Irán, país al que ha acusado de “exportar violencia, masacres y caos”. La República Islámica, ha añadido, “habla abiertamente de asesinatos en masa, promete la muerte de América, la destrucción de Israel y la ruina de muchos líderes y naciones en esta sala”.

“¿Continuarán por el camino de la pobreza, el derramamiento de sangre y el terror? ¿O volverá el pueblo iraní a las raíces como centro de la civilización, la cultura y la riqueza, para que pueda ser feliz y próspero de nuevo?”, ha planteado el mandatario estadounidense.

Trump no ha escatimado críticas para el acuerdo que permitió un levantamiento parcial de las sanciones contra Irán a cambio de compromisos en el ámbito industrial y armamentístico. En su opinión, se trata de “la peor transacción y la más unilateral en la que haya entrado Estados Unidos”, hasta el punto de considerarla una “vergüenza”.

El presidente ha lanzado mensajes contra los “terroristas perdedores”, utilizando en este último caso el término de “terrorismo radical islámico”, a pesar de la controversia que genera incluso dentro de Estados Unidos por incluir la variante religiosa.

Trump ha afirmado que Estados Unidos seguirá persiguiendo a los terroristas allí donde se encuentren, para que no tengan refugio seguro en ninguna parte del mundo. “Estados Unidos y nuestros aliados trabajaremos juntos en todo Oriente Próximo para aplastarlos”, ha señalado.

ESTADOS UNIDOS, PRIMERO

Trump ha justificado su lema de “Estados Unidos, primero”, asegurando que ése es precisamente el cometido de todos los dirigentes políticos del mundo: anteponer el interés de sus propios países. “Defenderé los intereses de Estados Unidos por encima de los de cualquier otro”, ha proclamado.

No obstante, ha añadido como concesión parcial: “Cumpliendo las obligaciones con otros países, también debemos darnos cuenta de que beneficia a todos buscar un futuro en el que las naciones puedan ser soberanas, prósperas y seguras”.

Otro de los momentos más esperados de la alocución de este martes era el mensaje que Trump trasladaría a la propia Naciones Unidas como organización, en la medida en que no ha dudado en criticar su funcionamiento e incluso en recortar el gasto.

El presidente de Estados Unidos ha recordado que su país “paga el 22 por ciento de todo el presupuesto” de la organización. “Pagamos mucho más de lo que se sabe”, ha dicho, en un llamamiento para lograr una mayor implicación de los otros 192 países representados en la Asamblea General.


Loading...