Trump dice que su conversación con Xi sobre Corea del Norte ha sido “muy buena”

Publicado 19/09/2017 3:19:37CET

NUEVA YORK, 19 Sep. (Reuters/EP) –

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este lunes que la conversación mantenida durante la jornada con su homólogo chino, Xi Jingping, sobre la situación en Corea del Norte ha sido “muy buena”.

“Ha sido una llamada (telefónica) larga, ha sido una llamada muy buena”, ha dicho, según ha informado la agencia británica de noticias Reuters.

Trump y Xi han abordado cuestiones como el programa balístico y nuclear norcoreano o la próxima visita de Trump a China, prevista para el mes de noviembre, en el marco de una gira asiática.

“Los dos dirigentes han intercambiado además sus opiniones sobre la actual situación en la península de Corea”, había informado horas antes la agencia china de noticias Xinhua.

Xi destacó durante la conversación que Estados Unidos y China “comparten amplios intereses comunes y en estos momentos están en un buen momento en cuanto a la cooperación en todos los ámbitos”, según la citada agencia.

Asimismo, el dirigente chino expresó su complacencia por mantener contacto con el mandatario estadounidense de forma regular y afirmó que Pekín otorga una gran importancia a la próxima visita oficial de Trump a China.

Por ello, reclamó colaboración a ambas partes para que el viaje sea fructífero e impulse el desarrollo de las relaciones bilaterales para ambos países.

Trump, por su parte, expresó que “está deseando” realizar la visita a China para fortalecer aún más las relaciones bilaterales.

La conversación ha tenido lugar después del último lanzamiento el 15 de septiembre de un misil por parte de Corea del Norte, que sobrevoló Japón, desencadenando nuevas condenas de la inmensa mayoría de la comunidad internacional.

El lanzamiento llegó en respuesta a la decisión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas de aprobar por unanimidad imponer a Corea del Norte el paquete de sanciones más duro contra el país hasta la fecha.

Corea del Norte ha llevado a cabo en los últimos años numerosas pruebas nucleares y balísticas –incluido un ensayo nuclear el 3 de septiembre– que se han traducido en un endurecimiento del régimen de sanciones internacionales, lo que no ha servido para disuadir a Kim Jong Un.

Las autoridades norcoreanas justifican su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.


Loading...