Un policía dispara a un hombre que había intentado agredirle en París

Al grito de “¡esto es por Siria!”, el hombre, que se proclama perteneciente al Estado Islámico, ha golpeado con un martillo a un policía en la cabeza. Tanto el agresor como el agente están heridos.

Vídeos (1)

Un policía ha disparado a un hombre que había intentado agredirle en la explanada frente a la catedral de Notre Dame de París, según han informado varias agencias citando fuentes de seguridad. Tanto el agente como el agresor han resultado heridos.

Sin embargo, la Prefectura de Policía de París ha asegurado que la situación ya está “controlada”.

“Situación controlada, un policía herido, el autor de los hechos ha sido neutralizado y trasladado a un hospital”, ha indicado la Prefectura de la Policía francesa en su cuenta de Twitter.

El agresor se había lanzado contra los agentes que se encargan de la seguridad en la plaza de la catedral parisina, uno de los lugares más concurridos por los turistas en la capital francesa.

Al grito de “¡esto es por Siria!”, el hombre hirió con un martillo a un policía en la cabeza, lo que motivó la respuesta de un compañero de este último, que disparó al agresor.

Según ha informado el ministro francés del Interior, Gerard Collomb, el atacante es un estudiante argelino, aunque su identidad está por confirmar.

Además del martillo, el hombre se hallaba en posesión de “cuchillos de cocina”, lo que muestra que los ataques contra las fuerzas de seguridad se llevan a cabo “con instrumentos muy corrientes”, ha explicado el ministro.

Según las primeras investigaciones el hombre actuó solo en el momento del ataque, aunque se indaga si podría tener cómplices.

“El policía se encuentra bien, las heridas no son muy graves. El atentado podía haber sido peor si su compañero no llega a reaccionar”, ha añadido Collomb.

Pertenencia al Estado Islámico

La policía francesa ha hallado en el domicilio del agresor un vídeo en el que este proclama su pertenencia al Estado Islámico (EI), han informado los medios franceses.

En la grabación, según indica la cadena “LCI” en su edición digital, el agresor reivindicaba sus “futuras acciones”.

El hombre, identificado como Farid I., es un argelino nacido en enero de 1977 que llegó a Francia en marzo de 2014 y está casado con una mujer de nacionalidad sueca.

Domiciliado en Cergy-Pontoise, en el noroeste de París, no estaba fichado por los servicios policiales y no tiene historial judicial, añade la fuente.

El joven, que dice ser traductor, tenía un estudio alquilado en una residencia de estudiantes, hasta donde se desplazaron una quincena de miembros del BRI, la unidad de élite de la policía francesa, que según la cadena no han encontrado ni armas ni explosivos.

Unas 900 personas en la catedral

La Prefectura de Policía pidió a la población evitar el lugar debido a “una intervención en curso”, mientras que los turistas que se encontraban en el interior del templo -se calcula que en torno a 900- fueron confinados hasta que la situación quedó bajo control..

Un periodista de Efe en la zona pudo comprobar que las fuerzas policiales han desplegado un amplio perímetro de seguridad en torno a la explanada de Notre Dame y de las calles aledañas, en pleno corazón de París.

Desde el cordón policial se podían apreciar decenas de vehículos de las fuerzas de intervención rápida de la policía gala, que según el sindicato policial ha movilizado a un centenar de agentes.

Loading...