British Telecom se desploma un 20% por el escándalo contable de su filial italiana

British Telecom offices in Fuencarral-El Pardo district in Madrid (Spain).
British Telecom

British Telecom ha asumido este martes una abultada factura por los errores en las cuentas de su filial italiana. El grupo británico ha llegado a desplomarse un 21% en la Bolsa de Londres tras reconocer que el “inapropiado” sistema contable llevado a cabo por la marca transalpina del grupo tiene implicaciones superiores a las previstas.

La desbandada de inversores en BT Group, nombre con el que actualmente se denomina a la compañía de teléfonos británica, ha sido tal que su cotización ha cerrado la sesión más bajista de las últimas tres décadas. Una espantada consecuencia directa del reconocimiento de un impacto muy superior al que inicialmente se estimaba y que ha provocado ya una revisión a la baja en las previsiones de beneficio anual para el conjunto del grupo.

El agujero que ahora se estima es de tal magnitud que la cotizada británica se ha apresurado en triplicar provisiones. En un comunicado al respecto se explica que se ha detectado una contabilidad “defectuosa” en la rama del grupo en Italia que es “mucho mayor de lo que habíamos identificado previamente” y que ha llevado a la directiva a mostrar su “profunda decepción”. La tensa espera y preparación del Brexit, la presión al alza de la inflación y el recorte de gasto de clientes han hecho el resto.

Las pesquisas en torno al negocio del grupo en el mercado italiano se remontan a meses atrás, pues ya el pasado 27 de octubre se anunció una investigación interna en torno a las prácticas contables por haber detectado “errores históricos” que implicaban la necesidad de una nueva evaluación para algunas áreas de gestión. Entonces, se estimó en 145 millones de libras, unos 168 millones de euros al cambio actual, el potencial impacto en balance. Sin embargo, todo indica que el escrutinio encomendado a la consultora KPMG habría desvelado fallos mucho más abultados.

Las pesquisas realizadas hasta el momento, según publican agencias financieras internacionales, se centran en una serie de operaciones incorrectas de compra, venta, factoring y leasing que contribuyeron a inflar los ingresos de la filial italiana de BT Group a lo largo de varios ejercicios.

Así, se estima ahora en lo que todavía son cifras previas estimativas que la compañía tendrá que ajustar en unos 120 millones de libras a la baja su facturación y también su beneficio bruto de explotación. Una cifra que al cambio se traduce en cerca de 140 millones de euros. Los ingresos ajustados de la compañía podrían verse afectados en cerca de 200 millones de libras para el ejercicio en curso, mientras que el Ebitda mermaría en 175 millones, unos 232 y 203 millones de euros respectivamente.

Loading...