Cinco razones de peso que nos llevan a máximos históricos

El ha marcado esta semana nuevos máximos históricos y el (con dividendos) también en niveles récord por encima de los 29.000 puntos. ¿Espejismo o base real para ello?

En cinco puntos se puede entender todo:

  • Macron aumenta su ventaja en las encuestas de cara a la segunda ronda de las presidenciales galas de mañana domingo. Lograría el 62% de los votos frente al 38% que podría obtener Le Pen.

Esto es bastante positivo para las bolsas y para el , se lograría un parche importante en lo referente al auge de los movimientos políticos antieuropeistas que abogan por salir de la divisa comunitaria, y en el caso de Francia, y teniendo en cuenta su peso específico en la Unión, dejaría el proyecto europeo tocado y medio hundido.

  • Peter Praet comentó que el Banco Central Europeo (BCE) no debería esperar mucho entre el final de los programas de compras y las primeras subidas de los tipos de interés, siempre y cuando los datos macro sean buenos. Praet es por tanto partidario de acabar con los estímulos lo antes posible para después subir tipos.

De todas maneras, el mensaje oficial desde el BCE sigue vigente: subidas de tipos de interés n antes del 2018 y este año ir reduciendo poco a poco el programa QE.

  • Las últimas referencias macro fueron interesantes. Por un lado, la bajada del paro en España (el mayor descenso mensual de la historia y los afiliados a la Seguridad Social crecen también a niveles récord en un mes), por otro lado los buenos datos de PMI en la mayoría de los países.

En Estados Unidos, el 72% de las compañías ya han publicado resultados, y en Europa el 51%. En ambas zonas, se están superando las previsiones.

  • La Reserva Federal (Fed) decidió por unanimidad mantener los tipos de interés y comentó que la debilidad macro es coyuntural y no les desviará del camino de dos nuevas subidas antes de final de año. Los futuros de fondos federales dan un 90% de probabilidad de que en junio se suban los tipos.

Sí, es cierto que unos tipos de interés elevados encarecen toda financiación de las empresas y además la bolsa, la renta variable, pierde interés y atractivo para los inversores en detrimento de la renta fija que incrementa la rentabilidad que ofrece a los inversores. Esa es la idea general, motivo por el cual con tipos de interés altos las bolsas caen.

Pero en el caso de Estados Unidos el escenario es diferente. Una cosa es tener tipos de interés elevados y otra es subir los tipos de interés. Es decir, cuando se viene de estar un buen tiempo con tipos muy bajos, una subida pequeña de tipos no implica tener tasas elevadas, por lo que por aquí ningún problema, y además es visto como señal positiva de que la economía del país marcha favorablemente. Por tanto, el hecho de que la Fed suba los tipos otros 25 puntos básicos no supone ningún trauma para los mercados, en todo caso una caída en el corto plazo pero nada del otro mundo.

Como pueden ver, muchos factores que reman a favor de la corriente imperante y pocos motivos por el momento negativos para la bolsas.

Loading...