¿Comienza la reversión alcista en las acciones de Twitter?

Las acciones de Twitter (NYSE:) comenzaron a cotizar en bolsa en noviembre de 2013 a un precio inicial de 26 dólares por unidad, y al poco tiempo marcaron máximos históricos por encima de 70 dólares por acción. Actualmente los valores de cotización se encuentran en la zona de 18,3 dólares, lo que demuestra a las claras que los retornos han sido más que decepcionantes a largo plazo.

Por otro lado, el último reporte de resultados de la firma llevó buenas noticias al mercado, y la red social ha ganado más de un 30% desde sus mínimos del año. ¿Estamos frente a un cambio de tendencia en las acciones de Twitter?

Mejoras incipientes

La red social terminó el primer trimestre de 2017 con un total de 328 millones de usuarios mensuales, de los cuales 70 millones están en los Estados Unidos y los restantes 259 millones en mercados internacionales. El dato representa un incremento del 6% en el total de usuarios, con las tasas de crecimiento alcanzando 7un % en los EE.UU. y un 6% en el segmento internacional.

Las tasas de crecimiento se encuentran considerablemente por debajo del potencial de la compañía. Para poner los números en perspectiva, Facebook (NASDAQ:) cuenta con más de 1.900 millones de usuarios mensuales, y la tasa de crecimiento de la base de usuarios en el primer trimestre de 2017 fue de un vigoroso 17%.

Teniendo en cuenta el tamaño comparativamente pequeño de Twitter en relación a Facebook, debería esperarse un crecimiento más vertiginoso en la red social de los 140 caracteres. Sin embargo, la empresa no ha encontrado todavía los caminos para atraer a un público masivo, mientras que Facebook parece ser una alternativa más amigable para los usuarios.

Por otro lado, el dato de crecimiento de Twitter en el último trimestre marca una mejora frente a períodos anteriores, y los niveles de actividad están en aumento. La cantidad de usuarios diarios creció un 14% en el primer trimestre de 2017, una clara aceleración frente a un 11% de aumento en el cuarto trimestre de 2016, un 7% en el tercer trimestre, 5% en el segundo trimestre de 2016, y 3% de aumento en el primer trimestre del año pasado. Es decir, el primer trimestre de 2017 fue el cuarto trimestre consecutivo en el cual se observa una aceleración en las tasas de crecimiento de usuarios diarios.

Si bien Twitter aún deja bastante que desear en cuanto a sus tasas de crecimiento, no puede soslayarse que se observa una mejora en este indicador tan importante, lo cual probablemente explica en buena medida la reciente recuperación de precios en el activo.

En el mismo sentido, el CEO y fundador de la compañía, Jack Dorsey, ha comprado cerca de 1 millón de acciones de Twitter en el último año, lo que es interpretado en el mercado como una potente señal de confianza por parte del management de la compañía.

La performance financiera del negocio aún presenta incógnitas importantes, especialmente en lo que respecta a las ventas. La facturación de la compañía se contrajo un 8% anual en el último trimestre, con un nivel de 548 millones de dólares durante el período. A pesar de la caída, el dato fue bien recibido por el mercado, ya que las ventas superaron los pronósticos de Wall Street.

La firma está reduciendo agresivamente los costos, lo cual tiene un impacto positivo sobre los márgenes de rentabilidad. Twitter generó 170 millones de dólares en EBITDA – ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones – durante el trimestre. El margen de EBITDA sobre ventas alcanzó 31% durante el período, un nivel récord para la compañía.

Las ganancias ajustadas por acción ascendieron a 0,11 dólares por unidad en el trimestre. Los analistas de Wall Street pronosticaban en promedio ganancias de sólo 0,01 por unidad, y por lo tanto, el dato superó ampliamente las expectativas.

Mirando hacia adelante

Las mejoras en las tasas de crecimiento son claramente una buena noticia para los inversionistas en Twitter, aunque la compañía no termina de consolidar un nivel de crecimiento que esté a la altura del potencial que ofrecen otras plataformas de redes sociales. Si bien los ajustes de gastos reducen el riesgo financiero, no puede decirse que Twitter ha dejado sus problemas en el pasado hasta que no se observe un crecimiento sostenido en la facturación.

Adicionalmente, resulta muy complejo analizar la valuación del activo dado que no tanto las ventas como las ganancias presentan perspectivas inciertas a mediano plazo. En tal sentido, el ratio de precio-ventas para Twitter se encuentra en la zona de 5,2 veces la facturación del último año contra un promedio de 6,5 veces para las compañías en la industria.

En conclusión, se trata de una alternativa de inversión con alto riesgo y elevado potencial de revalorización. En caso de una mejora sostenida en las tasas de crecimiento, acompañada además por mayor previsibilidad en los resultados financieros, las acciones de Twitter podrían ofrecer un potencial de ganancias más que atractivo. Sin embargo, a esta altura no queda del todo claro que la compañía haya emprendido un camino de mejoras sostenidas.

En este tipo de circunstancias, muchas veces lo más conveniente puede ser agregar a la compañía a una lista de seguimiento sin necesariamente tomar una posición. Seguir de cerca la evolución del negocio puede ser importante en caso de que se produzca un cambio de tendencia, ya sea en el precio de las acciones o en los fundamentos del negocio.

En cuanto a los niveles clave de precios, la zona de 18 dólares por unidad está actuando como soporte en el corto plazo, y resulta determinante que el activo se mantenga por encima de este nivel para emprender una posible recuperación. Un quiebre alcista por encima de la resistencia de 19,7 dólares podría habilitar mayores ganancias a mediano plazo.

Fuente: DIF Markets

Post Original

Loading...