¿Cómo quiere pagar? En la eurozona, se sigue prefiriendo el efectivo

El BCE ha publicado las estadísticas sobre medios de pago no efectivo utilizados en la Unión Europea durante 2016.
Como decía hace unas semanas Merch del BCE, las encuestas muestran como el efectivo sigue siendo el principal instrumento de pago en la zona.
Pero aquí no hablamos del resultado de una encuesta o de datos cualitativos. Y los datos cuantitativos muestran cada vez más un cambio en los hábitos de pago.

Miren este gráfico:

1

Las conclusiones son evidentes: fuerte aumento de los pagos no efectivo, especialmente el uso de las tarjetas de crédito, sin distiguir entre la modalidad de débito o crédito.

El total de pagos alternativos al efectivo subió el año pasado un 8,5 % hasta 122 bn, un 49 % del total a través de tarjetas.

El número de tarjetas emitidas en la zona de 804 Millones representa 1,6 tarjetas por habitante. Con un número total de transacciones por tarjeta de 59,6 bn. (al alza un 12,2% anual), su valor total fue de 2,9 tr. lo que se traduce en 49 Euros por transacción. Interesante también que el número total de cajeros descendió en la EU un 1 % hasta 0,4 Millones, cuando los terminales de pago aumentaron un 11,7 % hasta 12,4 Millones. En el siguiente cuadro se puede ver la distribución de los diferentes medios de pago no efectivo por países….

2

Comodidad, sencillez y especialmente seguridad: estas son las características que piden los usuarios a la hora de inclinarse por un instrumento de pago u otro. Son argumentos que inclinan la balanza en estos momentos a los pagos por tarjeta frente al resto. En un futuro dominado por la digitalización de los servicios financieros, los pagos a través de móvil o internet irán tomando cada vez más protagonismo.

Loading...