Continúa el protagonismo del mercado de bonos

Tal y como adelantamos que podía pasar, el mercado de bonos fue ayer nuevamente protagonista en los mercados de valores, condicionando desde primera hora su comportamiento. Por la tarde, el sector tecnológico estadounidense “robaría” para “mal” parte de este protagonismo.

Así, y desde muy primera hora de la jornada los bonos europeos volvieron a sufrir el castigo de unos inversores que siguen “obsesionados” con la intervención del presidente del BCE, el italiano Draghi, en el simposio de bancos centrales que se celebró a comienzos de semana en Sintra (Portugal), arrastrando tras de sí a las renta variable que había comenzado la sesión con un tono positivo.

En ese sentido, insistimos que el hecho de que Draghi se mostrara más optimista de lo habitual en relación al crecimiento económico de la zona euro y a la evolución de la inflación no quiere decir que la máxima autoridad monetaria de la región del euro vaya a adelantar su plan para comenzar a reducir los estímulos monetarios. Es evidente que éstos se retirarán en algún momento y que cuando se comience el proceso será como consecuencia de que el escenario económico de la zona euro lo demande.

De momento, y a pesar de que ayer la inflación de junio en Alemania sorprendió ligeramente al alza, esta variable, concretamente su subyacente, sigue muy lejos del objetivo del 2% establecido por el BCE por lo que, al menos hasta finales de año, no vemos cambio alguno en la política monetaria ultralaxa de la institución. A partir de ese momento es muy factible que si la economía de la región sigue creciendo a un ritmo estable y la inflación ha repuntado, el BCE se plantee comenzar a reducir el importe de las compras mensuales de deuda.

En lo que hace referencia a los tipos de interés, éstos seguirán a los niveles actuales hasta bien entrado 2018. Con todo esto queremos decir que, de momento, no hay “un antes y un después” tras las declaraciones de Draghi y que los mercados están sobre reaccionando a las mismas.

De esta forma, con los bonos cayendo, sus rentabilidades al alza, y el euro revalorizándose frente al dólar, los valores que mejor se comportaron volvieron a ser los bancos y los relacionados con las materias primas. Por su parte, los de corte defensivo, que ofrecen elevadas rentabilidades por dividendo, siguieron con el “calvario” que han venido soportando esta semana al estar siempre su comportamiento muy ligado al de los bonos ya que compiten con ellos por el “favor” de los inversores más conservadores.

A ello se unieron ayer los de la construcción y los relacionados con las infraestructuras, que suelen ser compañías con elevados niveles de deuda, por lo que los inversores optaron también por deshacer posiciones en los mismos. Señalar que tras el duro castigo recibido estos días hay valores de estos sectores defensivos muy sobrevendidos y cuyas rentabilidades por dividendo vuelven a ser muy atractivas.

Habrá que estar muy atentos a su evolución en los próximos días ya que puede haber oportunidades de inversión, sobre todo para la parte más “conservadora” de la cartera.

En cuanto a Wall Street, señalar que ayer los inversores volvieron a optar por deshacer posiciones en los valores tecnológicos, los catalogados como de crecimiento y de momento, para incrementarlas en los considerados como de “valor” y en los de corte cíclico.

Así, y mientras los primeros eran “masacrados”, liderados por los grandes valores del sector, el sector bancario se convirtió ayer en el más demandado, con los principales valores del mismo subiendo con mucha fuerza favorecidos por i) la subida de los tipos a largo plazo; ii) la mayor pendiente de la curva de tipos; y iii) el hecho de haber pasado todos los test de estrés de la Reserva Federal (Fed) y poder, por tanto, mejorar la retribución a sus accionistas.

Dicho todo esto, señalar también que el hecho de que estemos finalizando el semestre suele generar bastante volatilidad en los mercados de valores, ya que muchos grandes inversores optan por retocar sus carteras, de cara a posicionarlas para la segunda mitad del ejercicio. Además, hay que recordar que el martes Wall Street está cerrado por la celebración del 4 de Julio en EE.UU., lo que supone que muchos agentes del mercado aprovecharán para hacer “puente” por lo que es habitual que cierren algunas posiciones de cara a largo fin de semana.

No obstante, también es cierto que existe cierto “miedo” a que la bolsa estadounidense corrija, algo que tradicionalmente hace una vez al año, “miedo” que está condicionando mucho el comportamiento no sólo de la bolsa estadounidense sino del resto de mercados occidentales. Así, y a corto plazo, únicamente una muy positiva temporada de resultados podría servir de catalizador para que las bolsas retomen la senda alcista y dejen atrás esta fase de consolidación en la que llevan ya un par de meses inmersas.

En ese sentido, señalar que ayer dos compañías estadounidense referentes en sus sectores presentaron sus cifras trimestrales: Nike (NYSE:) y Micron (NASDAQ:) Technologies. En ambos casos las empresas superaron holgadamente lo esperado por los analistas. Sin embargo, la reacción de sus acciones en operaciones fuera de hora fue diferente; mientras que las de Nike subieron el 7% las de Micron prácticamente no se inmutaron. No obstante, el hecho de que ambas compañías superaron lo esperado por el consenso es un buen augurio para la mencionada temporada de resultados que comenzará en un par de semanas en Wall Street y algo más tarde en las bolsas europeas.

Hoy esperamos que las bolsas europeas abran ligeramente a la baja, siguiendo la estela dejada por Wall Street, mercados cuyos índices cerraron con fuertes descensos pero lejos de los mínimos del día, lo que vuelve a indicar que hay dinero dispuesto a entrar a precios más bajos. La sesión será intensa en lo que a la publicación de cifras macro hace referencia, destacando especialmente la de la lectura preliminar de junio del IPC en la zona euro.

Habrá que analizar en profundidad estos datos, especialmente la evolución de la inflación subyacente que es la que verdaderamente “preocupa” al BCE, así como estar muy pendientes de la reacción de los bonos y del euro a esos datos. Por la tarde, y en EE.UU., se darán a conocer los siempre relevantes datos de gastos e ingresos personales, correspondientes al mes de mayo, que van acompañados de las lecturas del índice de precios de los consumidores, el PCE, que es la principal referencia sobre el comportamiento de la inflación que siguen los miembros de la Fed.

Por último, y también en lo que hace referencia a cifras macro, señalar que hoy se han publicado en China los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y de los servicios del mes de junio, que han estado algo por encima de lo esperado, lo que debe servir para tranquilizar algo los ánimos de los inversores.

Finalmente, y en el ámbito local, señalar que hoy debuta Unicaja (UNI) en la bolsa española, lo que entendemos centrará la atención de los inversores, concentrando mucha de la actividad del mercado.

Loading...