Corrección sectorial y atención puesta en los bancos centrales

Ya a primera hora los futuros estadounidenses adelantaban una apertura a la baja, después de que el nerviosismo aflorase ayer a última hora al conocerse los rumores que publicaba el Washington Post, en los que se hacían eco de la más que probable acusación que tenía ya preparada el fiscal especial contra Donald Trump por obstrucción a la justicia, a la hora de investigar sus relaciones con Rusia.

Estos rumores han bastado para generar dudas en los inversores pues, de confirmarse los mismos, sería probable la moción de censura que truncaría todo el plan económico de Trump; un plan que lleva impulsando el avance de Wall Street desde el otoño pasado.

La corrección que estamos viendo hoy es eminentemente sectorial y está afectando especialmente a los sectores de materiales básicos, que en su conjunto acumula pérdidas en la jornada del 2% debido a la bajada en el precio del .

Por otra parte el sector energético está siendo castigado por el desplome en el precio del , y el tecnológico que ante cualquier nuevo signo de inestabilidad aprovecha para consolidar la corrección iniciada el viernes pasado.

El selectivo español está acumulando las mayores caídas, que han llegado a ser superiores al 1,50% y lo sitúan en niveles de abril; entre los valores más castigados, destacamos Repsol (MC:) –que sufre como el resto de petroleras la caída del precio del barril de crudo-, Telefónica (MC:) -cuyo precio sufre el lastre de la caída de más del 2% de Orange-, Inditex (MC:) –que continúa la corrección iniciada ayer- y el sectorial bancario en general.

La Reserva Federal (Fed) acometió finalmente la que se esperaba ayer, y fue bastante explícita en las medidas que se adoptarán a partir de septiembre para reducir su balance, movimientos que ya tenía descontado el mercado y no están teniendo por lo tanto impacto alguno.

Hoy se reúne el Banco de Inglaterra y no se espera que haya cambios significativos en su , al igual que en el caso que no ha comunicado nada reseñable en su reunión de hoy.

El recupera pulso frente al tras la reunión de la Fed, y especialmente después de los bajos , si bien que obedecían más a factores puntuales que coyunturales.

A este bajo dato de inflación está contribuyendo en gran medida la debilidad del precio del crudo que sigue cayendo hoy, después de que se conociese que se espera un incremento para los inventarios en 2018; este dato ha contribuido para que los diferenciales de precio entre los futuros de diciembre de este año y el próximo se estrechen considerablemente, lo que hace presagiar debilidad en este activo a medio plazo.

En cuanto a la agenda macroeconómica del día, habrá que prestar atención además de a las y al

Post original

Loading...