¡Cuidado con el volumen de contratación!

La jornada de ayer debería destacar por el buen comportamiento de las bolsas europeas y estadounidenses, en general, y por el buen comportamiento de los mercados de renta variable, pero nada más lejos de la realidad, lo que destaca en la jornada de ayer (jornada sin referencias macroeconómicas relevantes) es el escaso volumen de contratación que protagonizaron los mercados.

Tratándose de una jornada en la que los índices de renta variable protagonizaron impulsos superiores al 2%, el volumen de contratación debería haber sido mayor que en jornadas anteriores y mayor que la media, pero no ocurrió así, ni si quiera consiguió llegar a niveles de volumen vistos en la jornada del viernes.

Podríamos achacar todo esto a la ausencia de referencias macroeconómicas y que eso deje una volatilidad baja en los mercados, pero viendo lo que aconteció la pasada semana en el Banco Central Europeo (BCE) y que las fueran encaminadas a posponer las acciones a la próxima reunión del grupo (26 de octubre) tendríamos que haber visto más volumen y, si no ha ocurrido así, me hace pensar en un miedo generalizado a darle continuidad a dichos impulsos en el mercado, por lo que, hasta que no veamos un aumento del volumen de contratación, no podremos hablar de subidas fiables.

Esto no quiere decir que los mercados no puedan generar impulsos de corto plazo y atacar resistencias que comentábamos la semana pasada, pero la incertidumbre sigue sobrevolando los mercados de renta variable.

Pese a todo esto, los apoyos en niveles de soporte de corto plazo, han sido buenos y eso le da cierta tranquilidad.

Loading...