El actual ciclo económico hay que borrarlo del mapa

En algunas ocasiones les he hablado de E.P., un viejo lobo de la bolsa española, con más de 50 años de experiencia en el mercado. Almorcé con él recientemente. Es seguidor, desde muy joven, de los ciclos económicos.

“Siempre me han funcionado muy bien. Hay que tener paciencia, saber esperar. Todo llega: la depresión, la euforia, la recuperación, el ascenso y el descenso, las burbujas y otros fenómenos más. Los ciclos se repiten siempre, pero en esta ocasión el fenómeno es diferente. El actual ciclo económico hay que borrarlo del mapa, porque está supermegamanipulado.

La Represión Financiera es histórica y brutal al mismo tiempo y nunca los tipos de interés estuvieron tan bajos durante tanto tiempo. Nunca el poder de los bancos centrales fue tan elevado. Por eso, cuando leo o escucho todos los días artículos o discursos sobre el actual ciclo económico me echo las manos a la cabeza ¡qué barbaridades! pienso en voz alta.

La clave ahora está en volver atrás ¿Qué harán los bancos centrales? Apuesto por una vuelta controlada, sin prisa pero sin pausa. Los mercados no deben tener miedo a este proceso, que ya está en marcha en EE.UU. y pronto lo estará en Europa. Y sobre la verdad de los ciclos económicos, recomiendo lo que sigue:

  • Muchos economistas definen al ciclo económico como el movimiento de la producción capitalista a través de fases que guardan entre sí una relación de sucesión: crisis, depresión, reanimación y auge. El conjunto de fases entre dos crisis forma un ciclo capitalista. Cada crisis (también llamada fase del descenso) es donde termina un ciclo capitalista y vuelve a empezar otro ciclo. En la crisis se manifiestan todas las contradicciones del sistema capitalista que, se van acumulando hasta que estallan en un instante determinado. Es el momento de explosión de las llamadas burbujas, que indefectiblemente tienden a formarse en la economía capitalista.

  • La tercera fase es la Recuperación o Reactivación: una vez que se ha tocado piso en la fase anterior, se produce una reanimación de las actividades económicas, aumentando el empleo, la producción, la inversión y las ventas. Todas las variables económicas tienen un movimiento ascendente, que se refleja en la actividad económica en general. Es bueno destacar que esta fase no proviene de la acción del hombre, sino de los movimientos intrínsecos de los mercados y del sistema capitalista en sí.En la segunda fase, llamada depresión o recesión, existe un retroceso relativo de toda la actividad económica en general: producción, comercio, banca y servicios ven bajar sus niveles de forma notable. Técnicamente, se denomina recesión cuando existe un crecimiento negativo de la economía durante dos trimestres consecutivos. Hay periodos de estancamiento donde prácticamente se detiene el proceso de producción. Esto constituye la verdadera caída de la economía. Pero llegando a esta fase se van conformando los elementos que permiten pasar a la otra fase.

    Por último encontramos la fase del Auge o Ascenso. Aquí toda la actividad económica se encuentra en un periodo de prosperidad y apogeo. El auge puede durar muchos años o solo unos cuantos meses, según las condiciones económicas específicas. Al estancarse la producción viene de nuevo la crisis y comienza un nuevo ciclo económico.

    ¿Cuánto dura un ciclo económico? No hay una duración fija para cada fase ni para el ciclo en su conjunto, pero las investigaciones estadísticas a largo plazo han permitido establecer duraciones promedio para los ciclos, clasificándolos en:

  • Cortos, pequeños o de Kitchin, con una duración promedio de 40 meses, no necesariamente llegan a la fase de depresión en el descenso.
  • Medios, o de Juglar, con ocho años y medio en promedio, se distinguen por la presencia de auges y crisis cíclicas. Sería una sucesión de pequeños ciclos económicos, cuyas causas no son solucionadas y el mercado no llega a depurarse completamente. Generalmente concluyen en una crisis de condiciones épicas.
  • Largos, ondas largas o ciclos de Kondratieff, de un promedio de 54 años de duración. Durante la expansión, los ascensos son prolongados y más fuertes, las crisis son suaves y las recesiones cortas; pero durante la depresión los ascensos son débiles y cortos, las crisis muy fuertes y las recesiones prolongadas hasta alcanzar el grado de depresiones económicas generales.

Existen muchos estudios acerca de los ciclos económicos, pero quizá uno de los más interesantes en esta época es el desarrollado por Ralph Nelson Elliott, al observar las fluctuaciones de la Bolsa de valores. El economista encontró dentro de cada ciclo económico, desde el más largo hasta el más corto, ocho “ondas”: tres impulsos de ascenso con dos correcciones y luego dos descensos con una corrección.

Loading...