El auge del trading online

En los tiempos en los que vivimos, aparecen numerosas tendencias que vienen de la mano de la tecnología. Una de estas tendencias el trading, y es que el auge de las redes sociales y el rápido crecimiento de la tecnología, hacen que cualquier persona, en su casa con un ordenador, pueda convertirse en trader. Una idea jugosa a la par que peligrosa.
 
El trading financiero, para quien no lo sepa, consiste en comprar y vender un valor subyacente en un mercado, para conseguir un beneficio especulativo. Se trata de un juego de bolsa que puede acarrear tanto importantes pérdidas como increíbles ganancias. Pero ojo, hay que saber jugar o es un mundo muy peligroso.
 
Entre los mercados más conocidos en el trading está el Forex, un mercado de divisas que, desde que el Patrón Oro desapareció, para conocer el valor de una divisa siempre tienes que compararla con otra, como se suele comparar el euro frente al dólar. También es posible hacerlo con acciones, futuros referenciados a índices bursátiles o con materias primas.
 
Anteriormente, quien quería invertir debía acudir a la oficina de un bróker o llamar por teléfono para meter las órdenes en el mercado. Hoy en día, solo es necesario tener un ordenador y contar con algún bróker que suministre una plataforma trading. Por medio de esta plataforma web en tiempo real, y con unos 5.000 euros aproximadamente, ya puede empezar el juego.
 
La llegada de la crisis y la escasez de empleo, ha hecho que muchas personas intenten hacer del trading su modo de vida. Esta es una decisión peligrosa que muy pocos consiguen, por lo que, para entrar en este mundo hay que hacerlo con cabeza y no tratar de hacerse millonario en un día. Además, contar con capital de inicio ayuda mucho a poder invertir sin preocupaciones.
 
La formación en trading
 
Desde la perspectiva de que se puede hacer por Internet, parece que cualquiera pueda hacerlo, pero es necesario ser consciente de que la formación en el mundo del trading es totalmente imprescindible. Hoy en día, existe una gran oferta de cursos de cómo convertirse el trader, que deberemos analizar cuidadosamente, pues muchos pueden tratarse de engaños.
 
Hoy en día existen numerosos cursos de formación, de hecho, la oferta es muy superior a la demanda, y es por esta razón que tendremos que analizar bien de qué consta cada curso para asegurarnos de que ofrece un buen entrenamiento. Como todo en Internet, encontramos malos y buenos profesionales, la clave será analizar pacientemente y preguntar lo que haga falta hasta dar con el mejor curso de trading.
 
Existe muy mala fama en el mundo del trading, por culpa de algunos que, sin ser profesionales, pretenden engañar y robar el dinero de algunos inocentes. Si bien es cierto que estas personas existen, también debemos saber que aún es posible encontrar buenos profesionales en este mundo.
 
Otro factor es, que existen una gran cantidad de cursos gratuitos, pero como en todo, una buena formación, será siempre de pago.
 
La importancia de tener un stop loss
 
Una de las máximas del trading es tener un stop loss, es un elemento fundamental que en todos sitios nos recomiendan. Pero, ¿qué es un stop loss?
 
Para los que se inician en este mundo, lo mejor para describir un stop loss es hablar de un freno, algo que evita que tus pérdidas sean innumerables y desproporcionadas. Un stop loss puede salvarte la vida, y es que el trading sin un stop loss es como conducir un coche sin los frenos.
 
Como decíamos, la principal función de stop loss es generar una pérdida que dañe enormemente el patrimonio del inversor. Se trata de una orden que se da si se cumple una condición, lo que se hace es fijar un número máximo de pérdidas y en caso de que caiga la cotización, se venderán las acciones automáticamente. Es una herramienta indispensable para pequeños inversores que no pueden permitirse unas pérdidas sustanciales.
 
Cuando aplicamos un stop loss para evitar pérdidas, tenemos que tener en cuenta que el tope no puede ser ajustado al precio de compra, pues una bajada de, por ejemplo, el 2%, no tiene que significar que se produzca una caída en picado. Debemos dejar pues, un margen razonable.
 
Pero además de servir para parar las pérdidas, el stop loss también se puede utilizar de otro modo. Puede que en alguna ocasión podamos perder posibles subidas, aquí es cuando también se aplica el stop loss, ya que evitando vender acciones antes de tiempo, ganamos en rentabilidad.
 
No debemos olvidarnos de usar los stop loss para no perdernos ganancias. Para hacerlo deberemos cambiar el valor del stop loss si nuestras acciones suben. Normalmente los brokers no permiten cambiar el valor del stop loss, con lo que la forma de hacerlo será anulándolo y fijando uno nuevo. Hay algunos brokers que sí lo permiten, y recibe el nombre de stop dinámico, dado que puede cambiar su valor.
 
En definitiva, has de tener mucho cuidado si quieres introducirte en este mundo. Está claro que se puede invertir, se puede jugar y se puede ganar, incluso se puede aprender mucho. Pero has de cuidarte, fijarte mucho en los detalles y no venirte abajo.
 
No es que el trading sea un agujero negro, pero la idea de muchos es que es una forma fácil de ganar dinero, y esto no se corresponde para nada con la realidad. El trading no es fácil, requiere tiempo, constancia de aprendizaje y mucho sentido común. Si bien es cierto que no hay reglas, conviene tener en cuenta cada situación.
 
A la hora de tomar decisiones te recomendamos que lo hagas en un estado óptimo de salud. Aunque parezca una tontería, tu estado de salud puede afectar a las decisiones que tomes, de forma que, si un día has bebido, o no has dormido casi, puedes tomar una mala decisión que tu bolsillo sufrirá.
 
Aprende, lee, y juega, pero hazlo siempre con mucha cabeza.

Loading...