El cártel bancario: riesgos del crédito y el crudo caro

La mayoría de los operadores pensarán que con la llegada del verano y la disminución de negociación en los mercados el mercado se vuelve aburrido. Sin embargo, habrá unos pocos que opinen lo contrario. Que sepan que precisamente por menor numero de operadores, de liquidez, etcétera; los tiburones salen a pescar sabiendo que no hay nadie para hacerles frente. Es por ello que que digo, esto se pone interesante.

Fíjense, durante los últimos años hemos vivido una Guerra de divisas. Las principales áreas económicas del mundo reducían el precio de su moneda tratando de salvar sus economías en caída libre. Hace dos años, la Fed daba sus primeros pasos para retirar liquidez del dolar y . El BCE, anunciaba su programa QE, para abaratar su euro y compensar los años perdidos de conservadurismo alemán en la moneda.

¿Y hoy cómo estamos? Pues verá, EE.UU. pierde credibilidad, no solo por su presidente, acosado con rusofobias astutamente sincronizadas, no solo por el plan fiscal arruinado, no solo por las amenazas de moción de censura sobre el actual mandatario, sino porque la Reserva Federal, que es quien realmente controla el cotarro, no termina de ponerse dura y dejar al dólar en su trono, donde le corresponde como moneda mundial. ¿No me cree? Malos datos macro siguen inflando Wall Street, recuerde que el precio lo descuenta todo.

Por su parte Draghi, y otros tantos respectivos homólogos, hablaron en acción conjunta hace dos semanas sobre endurecer la política monetaria. Un farol que no puedo creerme, a menos que haya una intención clara de hacer una “demolición controlada de mercados”. Vivimos la época de mayor récord de deuda, publica y privada pese a los intentos de desapalancar la inversión privada tras la crisis de 2008. ¡El monstruo sigue debajo de la cama!

La deuda pública de Italia supera de manera preocupante su producto interior bruto, toda la UE de media esta prácticamente en el 100% de deuda sobre su PIB. EE.UU. no solo no está mejor, sino que su deuda publica supera su producto interior bruto, el mayor del mundo, y su deuda privada lo duplica. Las secuelas de una economía deficitaria desde los años setenta. No se pueden engañar a los números.

¿Entiende en este contexto por qué considero un farol que suban los tipos de interés sobre semejante masa de deuda?.

Solo seria posible si las tasas de crecimiento de todas estas economías creciesen mas rápido que el interés al que se les presta dinero. Y créame, no es el caso. Eche un vistazo al PIB trimestral americano y su evolución. O al raquítico crecimiento de Europa y su volatilidad.

Dos factores son inviolables en este panorama:

  • No pondrán el dinero mas caro con una subida de tipos a menos que quieran provocar un crack de nuevo.
  • No subirán el porque es la llave para generar crecimiento económico en los países más consumidores, que son EE.UU., Europa y China. A nadie le interesa.

El crecimiento económico mundial depende de dos factores, dinero líquido barato circulando y energía a bajo coste mientras los lideres del mundo cruzan los dedos para que esta receta nos aleje definitivamente del precipicio.

Eso es todo. Espero que este pequeño artículo haya servido para aclarar sus ideas.

Le dejo el vídeo reporte con algunas estrategias para esta semana.

Loading...