El euro reacciona con más subidas después de la reunión del BCE

Los selectivos europeos arrancaron en rojo al inicio de una sesión en la que los inversores tratan todavía de digerir los efectos de la reunión de ayer del Banco Central Europeo (BCE).

Dentro de esos efectos destacamos los nuevos ascensos del , que asentado en el 1,20 postula en su ataque a niveles de 1,21.

Las , si bien querían mostrar preocupación por la escalada de la moneda única, no han sido todo lo contundentes que cabría esperar y en ningún caso se ha planteado qué estrategia se pretende seguir para contener la divisa.

Por otra parte, sí se ha querido fijar una fecha de inicio para organizar la reducción del programa de recompra de bonos (señalando que en otoño se planteará qué hacer con el QE finalizado el 2017) amparando esa medida en la evolución de los datos de crecimiento e inflación.

Así pues, este tono restrictivo del BCE ha relanzado el euro, que por otra parte acusa además en su cruce con el dólar el , después de que varios miembros de la Resrva Federal (Fed) hayan señalado que cualquier nueva subida de tipos debería hacerse con cautela.

Todo este contexto está sembrando bastantes dudas en el sector exportador europeo, que ve muy mermada su competitividad, y el sectorial bancario tanto europeo como americano, que sigue sin ver como ampliar su margen de beneficios en este contexto de tipos de interés bajos.

En este sentido resultan interesantes, y dan lugar para la reflexión, las palabras de los CEOs de Goldman Sachs (NYSE:) y Deutsche Bank (DE:), que señalan que sería muy importante que los bancos centrales tuvieran en cuenta que los inversores están cada vez asumiendo más riesgo en otros activos (acciones, inmobiliario, bonos corporativos) durante el tiempo que los tipos de interés sigan bajos.

Si nos centramos en la jornada de hoy en particular, hay que tener en cuenta que nos encontramos en un momento de indefinición después de la reunión del BCE, y a falta de nuevas referencias relevantes, el mercado puede experimentar fluctuaciones; así hemos visto cómo después del arranque negativo generalizado que comentábamos al inicio, a media sesión la situación se ha revertido y los principales selectivos han pasado a cotizar en positivo, para poco después volver a retomar la senda de las pérdidas.

Dentro del terreno corporativo, destacamos el anuncio por parte de Amazon (NASDAQ:)que está buscando ubicación en Estados Unidos para una segunda sede, donde daría empleo a unos 50.000 trabajadores e invertiría alrededor de 5.000 millones de dólares.

Esta noticia refrenda la voluntad de seguir creciendo por parte de la cuarta compañía del mundo si tenemos en cuenta su capitalización bursátil, y que acompaña su actual estrategia de crecimiento, en la que está incluyendo la oferta de nuevas gamas de productos, mayor expansión geográfica, así como adquisiciones de compañías como Whole Foods (NASDAQ:).

Apple (NASDAQ:), por su parte, acusa las informaciones vertidas en el Wall Street Journal en las que señala que la entrega de los nuevos iPhone 8 podría retrasarse. Por último, destacamos el retroceso de Disney (NYSE:) de ayer que cerró con una caída del 4,37% después de que bajara sus previsiones.

En el terreno de las materias primas, se sigue ampliando el diferencial entre el (49 dólares el barril), que cede terreno ante lo que pueda acontecer tras el paso del huracán Irma, y el que continua su escalada a apunta ya hacía los 55 dólares el barril. El , por su parte, sigue haciendo valer su papel de valor refugio y supera ya los 1.350 dólares la onza troy.

Por lo que se refiere a la agenda macroeconómica del día, se han publicado datos de , y , con resultados en todos ellos peor de lo esperado.

Post original

Loading...