El euro toma el relevo del dólar en el liderazgo global: precaución

Ha pasado una semana tras los discursos de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo en y las conclusiones que sacamos no están muy lejos de las que hace una semana expusimos.

Por un lado, Mario Draghi hizo exactamente lo que esperábamos desde nuestro , es decir, en lugar de dar detalles sobre cuándo se iniciará el recorte de liquidez en Europa, el llamado tapering, y sabiendo que tiene una fecha de caducidad en diciembre de este año, . Y es normal, porque el euro sigue estando por las nubes contra el resto de divisas. Le invito a que eche un ojo a nuestro reporte en vídeo, donde podrá ver los gráficos de la ventana euro en los que enfrentamos al euro con la libra, con el franco suizo, con el yen y contra el dólar.

En todos los casos, lo vemos extremadamente fuerte y en niveles máximos de los últimos años contra el resto de divisas top. Un detalle curioso es la alusión que hizo Draghi a los riesgos del aumento del proteccionismo y como éste afectaría al comercio mundial y con ello, en definitiva, al crecimiento económico mundial. Creo que sin duda alguna está señalando la administración actual de los Estados Unidos y a las amenazas de la Casa Blanca de iniciar una guerra comercial contra China si ésta no colabora para resolver el conflicto de Corea del Norte, como comentábamos en nuestro reporte de mercados la semana pasada.

Por aquí es por donde van los tiros una vez más, el círculo se cierra en torno a la actual administración estadounidense y Trump lo tiene cada vez más complicado el escenario internacional, no solo en el nacional.

Por otro lado, el sí que nos soprendió, ya que no hizo absolutamente ninguna alusión al crecimiento de los Estados Unidos, ni a la tasa de inflación, ni a la tasa de paro pero sí hablo de las modificaciones que podrían ser aplicadas en la regulación y que estas debían ser modestas además de alabar los cambios que se habían establecido tras la crisis y que habían permitido prosperar a la economía norteamericana.

Una vez más, creo que esto también hace alusión a la administración actual de los Estados Unidos, ya que una de las promesas electorales del actual presidente era una reforma de la regulación financiera que estableció en 2010 el ex presidente Obama, una de las más importantes desde la Gran Depresión de 1930.

Por todo ello, yendo al mercado, nos encontramos con que la renta variable no está en ningún caso presentando un mercado bajista por mucho quieran hacérnoslo creer, son sencillas correcciones. De momento, les queda mucho por perforar para convertir al o al en mercados bajistas.

Es interesante comentar la situación de las materias primas, ya que con esta debilidad y la caída que está teniendo el , el ha aprovechado y ha superado con discreción los 1300 $ la onza. Pero cuidado, porque no terminamos de creernos esa caída del dólar. La divisa madre no se dejará vencer tan fácilmente y es muy probable que nos sorprendan con cualquier dato macro más fuerte de lo esperado o con cualquier cambio de guión o agenda en la Reserva Federal en las próximas semanas.

Permaneceremos expectantes, muy atentos al mercado.

Loading...