El potencial alcista de Google es demasiado bajo para ser interesante

Por Chaim Siegel de Elazar Advisors, LLC

Una vez repasadas las cifras de Alphabet (NASDAQ:), sociedad matriz de Google, nuestras previsiones de beneficios se sitúan por debajo del consenso del mercado para este año. No queremos desanimar a los inversores en cuanto a la tenencia de acciones en el largo plazo, pero los márgenes están por los suelos este año debido a un aumento de los costes y a una caída de los precios provocados en parte por la negativa reacción de los anunciantes.

Su precio actual refleja a la perfección la valía de su negocio

Nuestro único problema en este sentido con Google es la sincronización y valoración. Cuando lo reducimos a meras cifras, esperamos un beneficio por acción de 33,50 USD, lo que está aproximadamente 1,00 USD por debajo de las cifras que valora Wall Street. Con un histórico PER x30, obtenemos un precio objetivo de alrededor de 1.000 USD. Eso está bien y concede a la compañía un potencial de crecimiento cercano al 7%, pero teniendo en cuenta el riesgo de ganancias probablemente sea preferible aspirar a algo mejor.

De todas formas, eso son problemas de sincronización a corto plazo. Sin embargo, a medio y largo plazo, Google sigue siendo un grande, con unos ingresos que crecen a un ritmo constante del 20%. Además, tanto sus márgenes operativos del 25% y su rentabilidad financiera del 15% son sobresalientes, sobre todo para una empresa tan grande como esta.

Todo ello, a pesar de que la rentabilidad financiera se ha estado reduciendo en los últimos años ya que están invirtiendo en nuevos negocios que aún no tienen beneficios, como el vehículo de conducción autónoma Wamo y la RV (realidad virtual). En este sentido, la compañía ha declarado que todavía falta algún tiempo antes de que ambas empresas tengan una presencia importante en el mercado. Eso significa que seguirá haciendo inversión y generando pérdidas derivadas de estos esfuerzos durante un tiempo.

La nube está también en sus primeras etapas en el caso de Google, pero aún no parece que produzca ingresos tampoco. La mayoría de los ingresos de la compañía siguen proviniendo de la publicidad. Por supuesto, la nube supone una gran oportunidad y están en conversaciones para avanzar en este negocio.

Nuestra preocupación, vigilar la disminución de los márgenes

Lo que probablemente hace que nuestras previsiones para el resto del año sean más bajas que las del consenso del mercado son nuestras expectativas sobre su margen bruto de beneficios.

En la tabla anterior podemos observar como los márgenes brutos han estado disminuyendo. Después de haberse ampliado en el año 2015, han estado cayendo a lo largo de 2016 y acelerando a la baja los dos últimos trimestres.

Eso significa que este problema se está agravando y probablemente tenemos un par de trimestres más antes de que vuelva a repetirse el descenso del tercer y cuarto trimestre de 2016.

Pero, ¿qué está causando la disminución de este margen? Creemos que hay dos razones principales:

  1. El aumento de la competencia
  2. El parón de los anunciantes porque Google mostraba su publicidad en páginas cuestionables.

En relación a lo primero, muchos otros sitios, incluyendo Facebook (NASDAQ:) y Twitter (NYSE:), tienen las miradas puestas en YouTube, la famosa web vídeos compartidos propiedad de Google. La competencia ofrece ahora a los anunciantes mejor ofertas para mostrar anuncios en sus plataformas. Los anuncios de vídeo también se han estado enfrentando a precios altamente competitivos.

YouTube también se ha visto muy perjudicado por una negativa reacción de los anunciantes, que se han sentido consternados al encontrar su marca colocada junto a material peligroso o cuestionable. En lugar de verse beneficiada su imagen de marca por los anuncios, a los anunciantes les preocupa que colocar anuncios en ciertas localizaciones podría empañar su imagen de marca. Eso ha provocado que los anunciantes se echen atrás.

¿Cómo reaccionó Google? Tuvieron que bajar el precio.

En la tabla anterior puede observarse que el coste por clic ha estado disminuyendo a un ritmo constante pero de forma más significativa durante el último trimestre (-19%).

Google marcó la diferencia en el crecimiento de clics de pago, pero leyendo las cifras, Google se vio obligado a rebajar el precio para obtener ingresos. Esto funcionó, pero no es una gran posición en la que estar.

Verse obligados a bajar el precio suele estar vinculado a ingresos de menor calidad. La disminución de la tendencia se debió, probablemente, a que la empresa se vio arrinconada para mantener el negocio.

Google domina el sector de la publicidad de Internet, pero se vio obligado a ofrecer anuncios a tarifas mucho más baratas para calmar la angustia de los anunciantes.

Probablemente tendrán que pasar algunos trimestres más hasta que esta cuestión se calme.

Nuestras previsiones de ingresos, también por debajo del consenso

Hasta que los cambios de tendencia reviertan, nos vamos a ver obligados a tomar como modelo la reciente necesidad de Google de bajar los precios y su impacto en los márgenes.

Los ingresos han estado aumentando sistemáticamente en un 20% todos los trimestres así que no hay necesidad de cambiar eso. Pero cuando pasamos por los márgenes más estrechos, nuestras cifras de ganancias terminan quedando casi 1,00 USD por debajo de las que prevé Wall Street en cuanto a los tres trimestres restantes de este año.

Esto nos hace mantenernos al margen incluso si la acción se incluye entre las denominadas como “FANG” (acrónimo de Facebook, Amazon (NASDAQ:), Netflix (NASDAQ:), Google).

Qué tendría que ofrecernos para comprar

Debido a nuestras bajas expectativas, tendríamos que esperar a ver un potencial de subidas del 30% para estar listos para entrar en Google. Así, si nuestro objetivo se sitúa en torno a los 1.000 USD por acción, esperaríamos a ver una caída hasta los 700 USD para entrar.

¿Puede eso pasar? Por supuesto que sí. Los mercados están mostrando cierta volatilidad.

De nuevo, de cara a los inversores más a largo plazo, Google es una gran inversión. En el caso de aquellos que pueden permitirse una falta de acción ahora y tienen más paciencia para esperar una entrada mejor, nosotros esperaríamos.

Conclusión

Naturalmente, Google puede subir con el mercado. Siendo uno de los valores del FANG, será un líder. La reciente disminución de los márgenes debido a factores fundamentales nos tiene andando con pies de plomo en cuanto a los ingresos. Los anunciantes podrían tardar unos cuantos trimestres en alcanzar un nivel de comodidad. Por eso preferimos esperar una reversión.

Descargo de responsabilidad: Partes de este artículo pueden haber sido comunicadas con antelación a suscriptores o clientes. Todas las inversiones conllevan muchos riesgos y pueden suponer pérdidas de capital en el corto y largo plazo. Este artículo se publica sólo con fines informativos. Al leer esto, usted acepta, entiende y está de acuerdo en que cargará con toda la responsabilidad de todas sus decisiones de inversión y de todo su trabajo, y exime de toda responsabilidad a la firma Elazar Advisors LLC y todas las partes a ella vinculadas. Cualquier estrategia de trading puede conllevar la pérdida de dinero y todos los inversores deben conocer los riesgos.

Loading...