El sector bancario lastra a las bolsas europeas

En una sesión con poca historia y de reducida actividad, los principales índices bursátiles europeos cerraron con significativos recortes. Durante la jornada únicamente el sector relacionado con las materias primas y los metales mantuvo el tipo. La falta de catalizadores y los temores mostrados por los inversores en Wall Street sobre la posibilidad de que los ejercicios militares que anualmente realizan los ejércitos de Corea del Sur y de EEUU, que están a punto de iniciarse, pudieran tensar nuevamente la situación en la península de Corea, provocó que el mercado estadounidense comenzara la sesión a la baja, penalizando el comportamiento de las bolsas europeas y los intentos fallidos de sus índices de ponerse en positivo. En Wall Street también pesó de inicio la inestabilidad en Washington, que pone en duda la capacidad del Gobierno de Trump de sacar adelante su “agenda pro crecimiento”, concretamente la nueva ley tributaria.

En Europa el sector bancario fue uno de los que peor se comportaron, lastrado por la caída generalizada de las rentabilidades de los bonos soberanos de la región.

En el ámbito empresarial, destacaron i) el anunció de la adquisición de la danesaMaersk Oil por parte de la petrolera francesa Total y ii) los rumores de que la china Great Wall Motor estaría interesada en comprar la italoamericana Fiat Chrysler (MI:). Esta última compañía en principio desmintió AYER cualquier aproximación por parte de la automovilística china. A pesar de ello, y en una jornada en la que los valores de este sector fueron castigados como consecuencia de la fortaleza del euro, que lastra la competitividad de sus exportaciones, los títulos de Fiat Chrysler se revalorizaron más del 6%.

En Wall Street, por su parte, sus principales índices, tras una apertura dubitativa y a la baja como ya hemos señalado, fueron capaces de recuperar el terreno cedido para cerrar la sesión prácticamente al nivel que lo habían hecho el pasado viernes, y ello a pesar de que el sector energético ejerció de pesado lastre, penalizado por la caída del precio del que, en un nuevo giro drástico, perdió casi todo lo que había ganado a finales de la semana pasada. En este mercado, y aprovechando la fortaleza de los bonos y, por tanto, la caída de sus rentabilidades, fueron los valores de corte defensivo como las telecomunicaciones o la utilities, o los directamente relacionados con los tipos a largo, como las inmobiliarias patrimonialistas, las que mejor lo hicieron. En sentido contrario y, además del ya mencionado sector energético, tanto el sector financiero como las compañías tecnológicas mantuvieron un peor comportamiento relativo al conjunto del mercado durante toda la sesión.

HOY esperamos una apertura ligeramente positiva de los índices europeos, en línea con lo acontecido en los principales mercados asiáticos esta madrugada. Como AYER, serán los valores relacionados con las materias primas y los metales los que mejor lo hagan, aprovechando la fortaleza que vienen mostrando últimamente los precios de estos productos, favorecidos por la debilidad del dólar. Además, HOY ha dado a conocer sus cifras trimestrales una de las mayores mineras mundiales, la angloaustraliana BHP Billiton (LON:). Sus cifras, a pesar de no haber alcanzado lo esperado por los analistas, han sido bien recibidas por éstos, que han valorado positivamente la elevada capacidad de generación de caja mostrada por la compañía y la reducción de su deuda. En la bolsa española tanto Acerinox (MC:) como Aperam (MC:) se deben ver beneficiadas a medio plazo por el reciente repunte del precio del –ver comentario sobre los resultados trimestrales de Acerinox (ACX) en la sección de Noticias de Empresas-, mientras que ArcelorMittal (MC:) lo debe ser por el repunte del precio del .

Por lo demás, esperamos que la actividad durante la sesión vuelva a ser reducida, con muchos inversores a la espera del principal acontecimiento de la semana: el simposio de Jackson Hole, Wyoming, que celebra la Reserva Federal de Kansas y en el que a finales de semana intervendrán tanto la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, como el del BCE, el italiano Mario Draghi. Hay inversores que esperan que ambos funcionarios “se mojen” y “den pistas” sobre cómo y cuándo pretenden ambos bancos centrales retirar sus estímulos monetarios. Veremos a ver qué dicen finalmente tanto Yellen como Draghi, aunque nuestras expectativas al respecto son reducidas ya que entendemos que ante la fuerte volatilidad mostrada por los mercados financieros últimamente, ninguno de los dos querrá provocar nuevas tensiones en los mismos, dejando para más adelante, cuando se reúnan el Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC) y el Consejo de Gobierno del BCE el mes que viene, la discusión de esta temática.

Por último, señalar que en la agenda macro de hoy destaca la publicación en Alemania de los índices ZEW del mes de agosto, que miden la confianza de los principales gestores y analistas en el devenir de la economía del país. Está previsto que tanto el subíndice de expectativas como el que mide la percepción que tienen estos colectivos de la situación actual retrocedan ligeramente respecto al nivel alcanzado en julio. En principio, de estar los indicadores en línea con lo estimado por el consenso de analistas –ver proyecciones en cuadro adjunto-, su impacto en la marcha de los mercados debe ser mínimo.

Loading...