Esta semana toca subidas en Europa

En el proceso de consolidación de bolsas que estamos viviendo, la pasada semana, les toco recortar a las bolsas europeas ante las revisiones a la baja de las previsiones de inflación. Al otro lado del charco la actuación de la FED y los mensajes transmitidos soportaron las valoraciones de sus bolsas dado que el mercado interpreto un ritmo menor en la subida de tipos. El se dejó casi un 2% en la semana y el un 1,18 % mientras que el avanzó un 0,53% y el S&P prácticamente repitió con un +0.06%. La Deuda se vio favorecida por la reducción de previsiones de inflación y se revalorizo durante la semana aunque perdió terreno al final de la misma. Así la Deuda española a 10 años llegó a situar su rentabilidad en el 1,36% el martes, aunque finalmente cerro el viernes en 1.461% y el Alemán llego hasta el 0,22% pero cerro el viernes en 0,277%. El dólar, tras la subida de tipos de la FED, repuntó ligeramente pero definitivamente perdió terreno al final de la semana cambiándose el Euro en 1,1197 dolares, similar al cierre de la semana anterior. Los incrementos de producción de detectados durante la semana hicieron caer el precio de barril de hasta mínimos desde noviembre cerrando la semana a 47.30 $ el barril.

Como comento, estamos en un periodo de consolidación dentro de un ciclo económico positivo y los movimientos laterales son habituales en estas situaciones. Por lo tanto, para la semana entrante es probable que le toque recuperar terreno a las bolsas europeas y retroceder a las norteamericanas. Hasta que no se conozcan nuevos datos de resultados trimestrales empresariales nos encontraremos con este comportamiento lateral de los mercados. Así que, como mínimo hasta mediados de julio nos tocará esperar hasta ver movimientos más robustos.

De cara a la segunda mitad del año, y en el terreno de la renta variable, es previsible que las empresas de valor acaparen mayor atención que las cíclicas, cuyas valoraciones han corrido mucho este principio de año. Por lo tanto, es aconsejable reajustar la parte de nuestras carteras con renta variable hacia los tradicionalmente llamados valores defensivos o fondos Value. En el terreno de la Renta Fija es posible que nos encontremos con mejor comportamiento del que preveíamos favorecidos por la reducción en las previsiones de inflación.

La reducción en las previsiones de inflación, además de ayudar a las valoraciones de la renta fija, también nos hace presuponer un proceso más lento en la normalización de las políticas monetarias y una continuidad en la actuación expansiva del BCE. Esto va a ayudar a que vivamos en los mercados un ciclo alcista más tendido pero también más largo.Todo esto gracias a que los soportes que aportan los bancos centrales parecerán ser permanentes en la sicología del inversor.

La semana entrante no cuenta con referencias macro determinantes pero a continuación indico los más destacados. El lunes 19 se publicará la Balanza Comercial de Japón y comenzarán las negociaciones del Brexit entre el ministro del Brexit David Davis y el negociador jefe de la Unión Europea, Michel Barnier. El martes los inversores conocerán los Precios industriales de Alemania. El miércoles se hacen públicos los pedidos industriales en España y la venta de vivienda usada en EE.UU. El jueves se conocerán los indicadores adelantados de la economía norteamericana y el viernes se publican los PMI manufactureros y de servicios preliminares de las principales economías de la eurozona. El Tesoro español subastará letras a 3 y 9 meses el martes día 20.

Loading...