FCC aterriza en el aeropuerto de México de la mano de Slim

13

El nuevo aeropuerto de Ciudad de México contará con firma española. El consorcio comandado por el Grupo Carso de Carlos Slim, del que forma parte la constructora FCC, ha sido designado para llevar a cabo las obras del nuevo complejo con un presupuesto que asciende a más de 3.900 millones de euros brutos.
 
La firma del contrato, que ya había sido adjudicado el pasado 6 de enero, se ha producido este viernes por parte de Carso, el aglomerado corporativo del magnate mexicano y primer accionista de FCC, y Grupo Aeroportuario de Ciudad de México. En los papeles figura un plazo de ejecución de 44 meses para un proyecto que contempla el segundo aeropuerto en construcción a escala global y una de las mayores obras en infraestructuras en marcha en Latinoamérica, según sus promotores.
 
El grupo liderado por la firma de Slim ha obtenido la mejor nota tanto en parámetros económicos como técnicos. El edificio se levantará a partir del diseño de los arquitectos Norman Foster y Fernando Romero, que han ideado una disposición en forma de letra equis por funcionalidad y en alusión al nombre del país y la ciudad federal. Se le estima una capacidad de transporte de 125 millones de pasajeros al año.
 
La superficie de su cubierta, que duplicará el tamaño de la de Terminal 4 de Madrid-Barajas, se construirá con planchas de aluminio y vidrios cerámicos que permitirán que el agua de lluvia, el aire y la luz solar se conduzcan por tuberías y sistemas fotosensibles para su empleo en el edificio. Asimismo, se implantará el sistema de seis pistas con operación triple simultánea, un método que colocará al nuevo aeródromo mexicano entre los primeros en emplearlo fuera de la Unión Europea.
 
Este viernes, FCC suma alzas de más del 1% en Bolsa española. Las acciones de la constructora que preside Esther Alcocer Koplowitz cotizan en el entorno de los 8,40 euros a pocos minutos del cierre semanal.