“Inditex, que nadie se confunda. Hasta que Amancio venda, las acciones seguirán en las alturas”

“Lo repetimos por activa y por pasiva. Los resultados de Inditex (MC:), hasta ahora fuertes, pero cada vez con más fisuras, podrán gustar más o menos, menos o más. Las acciones cotizarán el momentum de la presentación de los resultados de una manera u otra, pero no se hundirán hasta que el máximo accionista, Amancio Ortega, en el podio de los más ricos del orbe, no venda sus acciones o las done, las transfiera o lo que sea. Mientras Amancio Ortega siga como está, los agoreros y cazafantasmas nada tienen que hacer. Los resultados que presentó ayer no son excepcionales y menos, en términos de capitalización. Su marca de referencia Zara está en los rincones más importantes del planeta tierra. Quizá este ahí una de sus grietas futuras: ya no puede crecer más. Y lo que es más importante, las modas pasan, salvo los artículos de lujo. Y Zarza no lo es. Respecto a los resultados, los expertos de Reuters señalaban ayer que el grupo textil gallego Inditex, dueño de la marca Zara, en sus cuentas y no cumplió las previsiones de los analistas en materia de Ebitda y beneficio en su primer semestre. La compañía dijo el miércoles que registró en el primer semestre de su ejercicio fiscal 2017 un beneficio atribuible de 1.366 millones de euros, un aumento del 9 por ciento sobre el año anterior, dijo la empresa el miércoles. Los analistas consultados por Reuters esperaban de media un beneficio neto de 1.388 millones de euros. En el segundo trimestre — mayo a julio — Inditex ganó 713 millones de euros, un aumento inferior al 2 por ciento sobre el mismo trimestre del año anterior”. me insiste, una vez más, el director de Bolsa de una gestora de fondos nacionales, que vuelve a recordar lo dela última entrevista:

“Algunas firmas de Bolsa se muestran discordantes respecto al consenso a la hora de pronosticar y valorar las acciones de Inditex, uno de los fenómenos empresariales y bursátiles, que más sentimientos enfrentados acumula en los últimos años debido al curso alcista, que ha desarrollado la compañía desde su estreno en Bolsa. Siempre al margen de la volatilidad y, lo que es más importante: ajena (¿hasta ahora?) a la Gran Crisis iniciada en 2008 ¿Morirá de éxito la compañía, como tantas otras? ¿Es la nueva Apple (NASDAQ:), como presienten algunos analistas? ¿Será el Cisne Negro de la Bolsa española, como argumentan en voz baja sabios y analistas reputados? La multinacional gallega ha logrado sortear todos las crisis, conjurar todos los peligros. Ello hace que el número de analistas que cada día cubre la información del valor sea mayor y mayor el número de buenas recomendaciones. Existe un pequeño grupúsculo de expertos, muy pequeño, que ha comenzado a virar, a salir del valor de modo silencioso, porque consideran que puede morir de éxito como otras tantas multinacionales. Un tropiezo en esta compañía tendría, además, más resonancia que en otras, precisamente por el encadenamiento de éxito año tras año. Y eso sí, año tras año con la misma cantinela, con la de morir de éxito… pero sigue más viva que nunca”.

Free float muy corto

“A veces, el se mueve ya a golpe de cotización de Inditex, aunque su comportamiento en el mercado tiene truco. Su limitado free float, es decir, el número de acciones en circulación, y la inacción bursátil de Amancio Ortega, el dueño absoluto de la gran tienda, que ha arrebatado a Warren Buffett el puesto entre los más ricos del mundo, explican el suceso”.

“Un hecho que aconseja tomar distancias sobre el valor y mirarlo desde otra perspectivas. Las Bolsas del mundo están llenas de valores estrellas con escaso número de acciones en circulación. En la española se ha comentado mucho en los últimos 20 años el caso de CAF (MC:), Compañía Auxiliar de Ferrocarriles, otro valor de grandes cotizaciones y escaso número de acciones en juego. Son títulos que mantiene largos desarrollos alcistas, pero que caen a plomo cuando alguno de sus máximos tenedores de acciones vende. O venden sus herederos, como hemos visto en otras Bolsas del mundo”.

“Por ahora, y a diferencia de otras compañías, que también cuentan con un capital muy concentrado en pocas manos, su máximo representante, su dueño Amancio Ortega no opera con sus acciones, no las mueve en ningún sentido y si lo ha hecho ha sido por asuntos contables-fiscales, lo que da confianza al título. La clave está en seguir sus movimientos para ver si es un Cisne Negro o no”.

Principales accionistas (% del capital)

ORTEGA GAONA, AMANCIO 59,294

ORTEGA MERA, SANDRA 5,053

PARTLER 2006, S.L. 9,284

ROSP CORUNNA PARTICIPACIONES EMPRESARIALES, S.L. 6,993

Loading...