La bolsa española se desmarca en la vuelta a la normalidad

En una sesión en la que la bolsa española se desmarcó para bien del resto, los principales índices bursátiles europeos cerraron de forma mixta y sin grandes cambios. La publicación en Alemania y España de los datos preliminares de la inflación de octubre, que mostraron una renovada debilidad de esta variable, sentó bien al mercado de bonos donde, como ocurrió con la renta variable, el español destacó, dando lugar a una fuerte subida de los precios y a la consiguiente caída de las rentabilidades y de la prima de riesgo –acabó el día en los 112 puntos básicos tras bajar 8 puntos básicos durante la jornada-. El euro, por su parte, recuperó ligeramente frente al dólar, divisa ésta que AYER sufrió tomas de beneficios tras varios días de alzas.

Detrás de este sensible mejor comportamiento relativo de los mercados financieros españoles está el comienzo de la normalización de la situación en Cataluña, donde la activación del artículo 155 y, por ello, la temporal toma de control de la autonomía por parte del Gobierno central, no conllevó las tensiones que se preveían. Tanto el gobierno autonómico como el parlamento de la región asumieron su disolución, mientras que la policía autonómica se ponía a las órdenes del Ministerio de Interior español sin mayores traumas. Todo ello y las encuestas que apuntan a la pérdida de la mayoría parlamentaria por parte de los grupos independentistas en las próximas elecciones autonómicas, convocadas para el próximo 21 de diciembre, animaron a los inversores a incrementar sus posiciones en la renta variable española, aprovechando para ello el fuerte castigo de los valores más expuestos a Cataluña aunque, todo hay que decirlo, las alzas AYER fueron generalizadas.

En este sentido, entendemos que, de continuar normalizándose la situación en la autonomía en los próximos días, la bolsa española seguirá recuperando parte del terreno perdido en los últimos meses, donde su comportamiento ha sido sensiblemente peor que el del resto de bolsas europeas a pesar de que tanto los fundamentales de la economía española como los de muchos de sus cotizadas están entre los más destacados de la región. Además, los recientes recortes han hecho que muchas compañías presenten a precios actuales valoraciones por lo menos razonables. A partir de este momento, y a medida que nos acerquemos al día de las elecciones en Cataluña, serán las encuestas de intención de voto una de las principales referencias para los inversores, ya que una nueva victoria del bloque independentista volvería a complicar, y mucho, el escenario político en Cataluña y en el conjunto de España.

En Wall Street la atención de los inversores se centró en tres temas, principalmente: i) la detención de colaboradores del presidente Trump en la campaña electoral, acusados de mantener lazos con la “trama rusa” que habría intentado condicionar el resultado de los comicios; ii) las filtraciones sobre las negociaciones en el seno del partido Republicano para acuñar la tan esperada ley tributaria –AYER se habló de que la implementación de la nueva ley fuera por fases, algo que no gustó a los mercados-; y iii) la elecciones del nuevo presidente de la Reserva Federal, que parece que será anunciado por el Trump el jueves, antes de iniciar su gira asiática.

Todos estos factores provocaron AYER que los inversores se decantaran por la realización de beneficios, aprovechando las recientes fuertes alzas de muchos valores para ello. Destacar el nuevo castigo que recibieron los valores del sector de la distribución minorista debido a la revisión a la baja de su recomendación sobre varias compañías del sector que hizo un gran banco de negocios. También el sector de la sanidad tuvo un mal día, lastrado por el comportamiento de las acciones de la multinacional Merck (NYSE:) (-6,1% en el día), consecuencia de los malos resultados publicados el viernes y de algunas posteriores revisiones a la baja de recomendaciones.

La sesión de HOY en las bolsas europeas no contará con la referencia de Alemania, mercado que estará cerrado por la celebración del 500 aniversario de la Reforma. No obstante, la agenda macro será bastante intensa, destacando la publicación en la Zona Euro de la primera estimación del PIB del 3T2017, así como de la lectura preliminar del dato de inflación de octubre. Ateniéndonos al publicado AYER en Alemania, que estuvo ligeramente por debajo de lo esperado –ver análisis en sección de Economía y Mercados-, lo normal es que esta variable vuelva a alejarse en octubre del objetivo de cerca del 2% fijado por el BCE, lo que da mucho margen a la máxima autoridad monetaria de la región a la hora de ir retirando de forma paulatina sus políticas económicas expansivas. Además, y ya por la tarde, en EEUU se dará a conocer el índice adelantado de la actividad manufacturera de Chicago de octubre, el PMI de Chicago, que suele servir de anticipo al índice nacional que se conocerá MAÑANA, y el índice de confianza de los consumidores del mismo mes. La confianza de este colectivo se pudo comprobar AYER con la publicación de los gastos personales de septiembre, que avanzaron a un ritmo muy elevado en relación al mes precedente –ver sección de Economía y Mercados-.

Por último, y en el ámbito empresarial, señalar que HOY publican algunas importantes compañías tanto en Europa como en EEUU, destacando el BNP Paribas (PA:), que ha superado las estimaciones de los analistas, lo que debe servir como incentivo HOY al sector bancario europeo en su conjunto, Ryanair (LON:), Airbus (PA:) y las españolas Acerinox (MC:) y Ence (MC:).

Para empezar, esperamos una apertura de las bolsas europeas ligeramente bajista. Posteriormente serán las cifras macro, los resultados empresariales y el sentido de la apertura de Wall Street los que determinen la tendencia que adoptan estos mercados.

Loading...