”La clave para entender la Administración Trump es ignorar sus tweets”

Desde que tomó las riendas USA, la todas las miradas han estado puestas en los discursos y twiter de Trump. No obstante, para el profesor de Economía de la Universidad de Harvard Martin Feldstein “La clave para entender la Administración de Trump es ignorar sus tweets y prestar atención a las acciones”. Fijarse en lo que hace, especialmente en política internacional, y no en lo que dice, resulta menos alarmante. Como muchos americanos encuentro las palabras de Trump muy poco presidenciales. Pero hay que tener en cuenta que él no nos habla a nosotros, sino a sus bases- Y todo pasa, además, por diferenciar el Trump candidato del Trump Presidente. Los presupuestos de un candidato a la presidencia terminan cuando llega al Congreso, ya que es el Congreso el que quiere decidir la política fiscal y presupuestaria. Tenemos, por tanto, que en política nacional son las Cámaras quienes toman las decisiones, mientras que en política exterior, Trump ha formado sus gabinetes con gente muy competente”. (Foro Mundial de la Inversión de Amundi)

Más allá de lo político, dibuja “una situación económica muy buena” -ante un mercado laboral más allá del pleno empleo y unos niveles de inflación estables-, “pero también muy frágil debido a los elevados precios de los activos”. “Si miramos las valoraciones del S&P están un 7% por encima de sus máximos”, ello, unido a un escenario de bajos niveles de la deuda pública y al crecimiento de los precios inmobiliarios, alimentan una posible corrección de los mercados financieros. Y si ocurriera, arrastraría a la economía real reduciendo el gasto consumo y la inversión empresarial”, escribe Montserrat Formoso en Funds People.

Discursos de Trump y nivel de cultura

Otro asunto interesante. El analista Mark Whitehouse publica un gráfico de barras en el que se establece el nivel de estudios requeridos para comprender los discursos inaugurales de los predecesores de Donald Trump. Este gráfico se ha realizado mediante un evaluador que considera variables tales como el vocabulario utilizado y la duración del texto. Cualquier puntuación por encima de 12 indica complejidad a nivel universitario. Por encima de 18, el oyente necesitará un título de posgrado para entender la totalidad del discurso presidencial.

Como vemos, los discursos más complejos fueron dados por George Washington y John Adams, mientras que los de menor puntuación fueron dados por George H.W. Bush y Johnson. El último de Obama obtuvo una puntuación ligeramente por encima de 10, que significa que fue de un fácil entendimiento.

Si nos basamos en los discursos pasados de Trump, su discurso inaugural probablemente no difiera mucho de los de los últimos presidentes en facilidad de comprensión, aunque con Trump nunca se sabe.

Loading...