La CNMV sitúa en un nivel medio-bajo la tensión de los mercados españoles

13

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha arrancado hoy una nueva etapa en su tarea de supervisión. El organismo ha dado a conocer su primera ‘Nota sobre Estabilidad Financiera’ que en adelante publicará trimestralmente y que sitúa el “tensionamiento” al arranque del presente ejerciciio en un nivel “medio-bajo”.
 
El organismo supervisor de los mercados españoles explica que “a pesar de las expectativas favorables en torno a la economía” nacional, los riesgos de desestabilización política internacional y “su posible impacto sobre flujos comerciales” suponen la principal amenaza para la estabilidad financiera del país. Así, el indicador de estrés que en lo sucesivo publicará se sitúa en 0,27 puntos para el periodo entre los pasados meses de noviembre y enero, ligeramente por debajo del 0,30 que se ha calculado para el trimestre anterior.
 
Asimismo, se explica que la relajación del nivel de estrés se asienta, principalmente, en la mejora del segmento de intermediarios financieros, el mantenimiento de los efectos estabilizadores de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y las buenas expectativas macroeconómicas que se fijan para España. En el capítulo de riesgos se apunta más concretamente hacia EEUU, por las medidas a implementar tanto por el presidente Trump como por la Reserva Federal, el Brexit, el calendario electoral de Francia, Holanda y Alemania, y también a la evolución de la economía china.
 
La nota destaca que el riesgo de mercado es el que se mantiene en un nivel más elevado entre las grandes categorías de riesgo, sobre todo en la renta fija, cuyos precios siguen siendo muy altos. Durante las primeras semanas de enero la CNMV destaca “un significativo incremento de la volatilidad en el segmento de deuda a largo plazo”, según recoge el documento.
 
Este nuevo indicador presenta, según el supervisor, un amplio grupo de indicadores, entre los que destacan el medidor de estrés de los mercados financieros españoles y los denominados mapas de color o calor. Mientras que el primero proporciona una medida en tiempo real del riesgo sistémico en el sistema financiero español, en valores que oscilarán del cero al uno como agregado de los segmentos de renta variable, renta fija, intermediarios financieros, mercados monetarios, derivados y mercado de cambios los segundos permiten una fácil visualización de la evolución de las distintas categorías de riesgo.