La consolidación muta en corrección

Las bolsas europeas comenzaron la sesión con caídas claras; se recuperaron después, para volver a caer, y perforar los mínimos anteriores, hasta presentar fuertes descensos en estos momentos. Esto ocurre un día después de que los selectivos europeos vivieran su peor sesión del año.

Los descensos han tenido un origen único y puramente americano: las últimas informaciones aparecidas en medios de comunicación, que apuntarían a que Donald Trump desveló información confidencial y clasificada a Rusia sobre asuntos relacionados con el terrorismo y la seguridad, están haciendo más palpable la desconfianza creciente de los inversores con el presidente de EE.UU. Ya se está especulando con una posible moción de censura, y una comisión de investigación se ha creado al respecto.

El triunfo por sorpresa de Donald Trump en noviembre, muy mal acogido durante las primeras horas por los mercados, dio paso a un intenso rally que comenzó en Wall Street, y que después, corregido y aumentado, se trasladó a Europa.

Pero el fundamento de ese rally (que, en resumen, podría describirse como el descuento de una intensa aceleración del crecimiento económico, y en especial, de los beneficios empresariales) comenzó a cuestionarse hace algo más de dos meses, cuando los inversores comenzaron a albergar ciertas dudas. Primero, sobre el timing de la puesta en marcha de las políticas que iban a potenciar el crecimiento. Después, sobre la verdadera viabilidad política de las mismas. Y ahora, sobre la posibilidad de que no sólo no sea posible llevarlas a cabo, si no de que una crisis política de elevadas dimensiones tenga lugar en la primera potencia del mundo.

Pese a que los flujos internacionales de inversión han puesto sus ojos en Europa desde hace semanas, la caída de Wall Street nos ha arrastrado con una fuerza mayor si cabe, volviendo a dejar patente la mayor vulnerabilidad de las bolsas europeas ante acontecimientos adversos.

El cerró ayer con caídas del 1,77%; el cedió un 1,81%, y el se dejó nada menos que un 2,57%.

Además de los valores tecnológicos, fueron los bancos los más perjudicados. Algo que en Europa, también está afectando al , que se encuentra ya un 5,5% por debajo de los máximos que alcanzó hace apenas nueve sesiones.

En Asia, el ha caído un 1,3%, y la , un 0,3%. El no está actuando como activo refugio, y también ha caído.

Hemos conocido que el en el primer trimestre ha subido una décima menos de lo esperado, un 0,4%. Tenemos también un buen dato de paro en Francia, y otro de , que ha quedado mucho mejor de lo esperado.

A las 13:00 se publicarán las . A las 19:00 en una comparecencia pública.

En EE.UU. se publicará el de mayo y las a las 14:30h; y los indicadores líderes en abril a las 16:00h.

En resultados empresariales, tendremos los de Wal-Mart (NYSE:), Ralph Lauren (NYSE:), Gap (NYSE:) y Salesforce (NYSE:).

En Europa, hemos conocido los de Burberry (LON:), que están siendo aplaudidos, pero no así los de Merck (NYSE:).

El ha traspasado ya con claridad el nivel de 1,11.

En definitiva, posiblemente ayer traspasamos el concepto de la consolidación para adentrarnos en algo que se parece más a una corrección. Un catalizador claramente negativo se ha apoderado de la atención de los inversores, y veremos hasta dónde corregimos.

Post original

Loading...