La reforma fiscal golpea las últimas cuentas de Tecnocom antes de la OPA de Indra

20

La recta final hacia la absorción de Tecnocom por parte de Indra ha contado con un convidado poco amable: la última reforma fiscal del Gobierno. Las cuentas anuales que la primera de las compañías ha publicado este jueves muestran un impacto extraordinario de 8,3 millones de euros a consecuencia de estos cambios tributarios.
 
A consecuencia de este impacto, Tecnocom ha cerrado el ejercicio 2016 con un beneficio neto atribuible de 365.000 euros, un 88,3% inferior al del año anterior. El principal impacto de la modificación en el impuesto de sociedades para la compañía ha llegado por la depreciación de bases imponibles negativas, según explica la cotizada en la documentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNNV).
 
Más allá de este efecto, los ingresos de la compañía han mejorado un 1,2% hasta alcanzar 411,35 millones de euros frente a los 406,47 millones de hace un año. Si esta partida se considera a moneda constante, esto es sin contemplar la variación de tipos de cambio, el incremento sería del 2,1%. Además, la tecnológica apunta que el mercado español ha sido el principal motor de este crecimiento, pues la facturación aquí ha sido un 4,3% superior a la del ejercicio precedente.
 
La nota más positiva de las que con toda probabilidad son las últimas cuentas anuales de Tecnocom antes de su absorción está en el beneficio bruto de explotación. El Ebitda de la compañía ha ascendido un 39% en términos interanuales hasta alcanzar la cifra récord de 30,38 millones de euros, debido también a un margen bruto un 66% más robusto en Latinoamérica. Además, el beneficio neto de explotación o Ebit ha crecido un 55,5%, hasta marcar los 17,99 millones de euros.
 
Asimismo, la compañía ha subrayado su “fuerte” generación de flujo de caja libre a lo largo del ejercicio por 25 millones de euros. Este hito se ha traducido a su vez en “una marcada reducción del endeudamiento neto” de la sociedad, que mejora su perfil financiero de cara a la toma de control de Indra. Con un pasivo que se queda en 6,3 millones de euros, un 76% menos que hace un año, la ratio entre deuda y Ebitda se queda en 0,2 veces al cierre de 2016.
 
Las acciones de Tecnocom se apuntan un retroceso del 0,8% en Bolsa. Su gráfica se queda en 4,34 euros por acción, todavía por encima de los 4,25 euros que Indra ha ofrecido por cada título de su compañera de sector.