Las bolsas afrontan una sesión tranquila de consolidación

Los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses cerraron ayer con avances, apoyados en los valores de corte más cíclico, especialmente en los relacionados con las materias primas, el y el sector financiero. Por su parte, los valores de corte defensivo cedieron terreno, en línea con lo que hicieron los bonos soberanos, de los que son un proxy al “competir” con ellos en rentabilidad –los valores de sectores como el de las utilidades, la sanidad, la alimentación o las telecomunicaciones suelen ofrecen elevadas rentabilidades por dividendo-.

En este sentido, señalar que, tal y como adelantamos que podría suceder, los valores de las grandes petroleras y de las compañías que les dan servicio ejercieron durante gran parte de la jornada de soporte de los índices gracias al fuerte repunte del precio del crudo, tras conocerse que los gobiernos de Rusia y de Arabia Saudita van a proponer en la reunión del próximo 25 de mayo extender en 9 meses el acuerdo que alcanzó la OPEP con algunos productores “no OPEP” para la reducción de sus producciones en 1,8 millones de barriles al día. El mercado esperaba que el acuerdo fuera prorrogado sólo hasta finales de año (seis meses), por lo que la reacción fue muy positiva.

También los valores mineros y los relacionados con los metales tuvieron ayer un buen día, y ello a pesar de que, como ya comentamos ayer, los datos sobre producción industrial e inversión en activos fijos de abril en China quedaron por debajo de lo esperado por los analistas. Es posible que los comentarios que se conocieron durante la jornada sobre el plan de infraestructuras del presidente de EE.UU., Donald Trump, estuvieran detrás de este comportamiento. También es cierto que desde un punto de vista técnico estos valores se encuentran bastante sobrevendidos, por lo que la reacción pudo ser meramente técnica.

Por lo demás, comentar que durante la jornada tanto el británico como el alcanzaron nuevos máximos históricos en términos intradía, mientras que en Wall Street, tanto el , que cerró por primera vez por encima de los 2.400 puntos, como el , cerraron marcando nuevos máximos históricos. Todo ello se ha logrado en un entorno de “nula” volatilidad y gran complacencia por parte de los inversores, lo que nos hace recomendar estar muy alerta ya que no es descartable que en el corto plazo se produzca una pequeña corrección.

No obstante, y a pesar de este riesgo, creemos que la renta variable sigue siendo en estos momentos el activo más atractivo, especialmente la europea, que presenta todavía algunas oportunidades atractivas de inversión en términos de valoración.

Así, seguimos pensando que el sector bancario continúa “barato” en términos históricos y comparado con el estadounidense –en este sector recomendamos los dos grandes bancos franceses: BNP Paribas (PA:) y Societe Generale (PA:), el holandés ING Group (AS:), y los españoles Sabadell (MC:), Santander (MC:) y Caixabank (MC:). Otro sector que ofrece todavía valoraciones atractivas es el de las materias primas y los metales.

Entre las compañías de estos sectores destacaríamos la británica Rio Tinto (LON:), la franco-holadesa Aperam (MC:) y, para los inversores con mayor capacidad de aguante, Arcelormittal (MC:). Igualmente, y en el sector del petróleo consideramos que hay todavía oportunidades. Así, nuestras apuestas son la francesa Total (PA:), la anglo-holandesa Royal Dutch Shell (LON:) y la española Repsol (MC:).

Para los inversores más “intrépidos” hemos identificado una compañía estadounidense de gas y petróleo no convencional que presenta muy buenos fundamentales y un atractivo potencial de crecimiento: Diamondback Energy (NASDAQ:) (FANG). Por último, señalar que también en el sector del automóvil hay compañías con valoraciones históricamente bajas como Daimler (DE:), Peugeot (PA:) o la misma Volkswagen (DE:) , que “ya ha purgado gran parte de su culpa”. En este sector en la bolsa española destacaríamos a Cie Automotive (MC:).

Por otro lado, y en lo que hace referencia a la sesión de hoy, señalar que esperamos una apertura mixta de las bolsas europeas, sin tendencia clara. Posteriormente, será la agenda macro la que coja protagonismo, ya que por la mañana se darán a conocer una batería de cifras en Europa entre las que destacaríamos los y , la del mes de marzo y el correspondiente al primer trimestre 2017, y los siempre importantes , correspondiente al mes de mayo, que miden la percepción que sobre la marcha de la economía alemana tienen los grandes inversores y analistas, y que se espera presenten avances tras la victoria de Macron en las presidenciales francesas.

Además, y ya por la tarde y en EE.UU. se conocerán los datos de de abril, así como los de y del mismo mes. En el ámbito empresarial, destacar la publicación en el Reino Unido de las cifras trimestrales de una de las mayores telecos del mundo, Vodafone (LON:). En principio, y salvo sorpresas, esperamos una sesión tranquila, típica de consolidación, en los mercados de valores europeos y estadounidenses.

Loading...