Las cuatro vías de crecimiento de Facebook más allá de la publicidad

Por Clement Thibault

Facebook (NASDAQ:), el gigante de las redes sociales, publicará sus beneficios del primer trimestre de 2017 este miércoles 3 de mayo, tras el cierre del mercado estadounidense. Wall Street espera que la compañía haya registrado un beneficio por acción de 1,1 dólares y 7.840 millones de dólares en ingresos.

Disminución de ingresos por publicidad

Si ya tienes acciones de Facebook o estás considerando añadirlo a tu cartera, probablemente eres consciente de que, a pesar de su denominación como red social, principalmente estamos ante una plataforma de publicidad, al menos desde el punto de vista de sus ingresos. Los ingresos publicitarios supusieron el 97% de los ingresos de Facebook en 2016. Esta dependencia de la publicidad no es nueva; durante 2014 y 2015 la publicidad ya supuso el 95% y el 92% de los ingresos, respectivamente. Pero el aumento de la dependencia de la empresa de los ingresos de la publicidad es motivo de preocupación.

escribíamos principalmente sobre los diferentes canales de los que dispone Facebook actualmente para generar ingresos por publicidad. Entre ellos, mencionamos la publicidad en vídeo, que ha sido una de las principales iniciativas recientes de la empresa, y la maximización de la carga publicitaria de Instagram ya que, desde hace algunos trimestres, Facebook comunicó a los inversores y analistas que su propia plataforma ya estaba al máximo.

En ese momento, el equipo directivo de Facebook admitió que los mejores días en cuanto a tasa de crecimiento de ingresos por publicidad ya habían pasado y David Wehner, director financiero de Facebook, reiteró durante la última teleconferencia de la compañía que:

“La tasa de crecimiento de ingresos de Facebook bajará significativamente en 2017”.

Aunque la empresa ha sido prudente a la hora de admitir exactamente cuánto, ni siquiera han revelado cómo afectará a los ingresos totales de Facebook, esto obliga a los inversores —y a Facebook— a tratar de identificar la siguiente o siguientes fuentes de ingresos. Aquí están las cuatro que tenemos controladas:

1. RV – Realidad Virtual

En 2014, Facebook compró Oculus VR (NASDAQ:), un creador de auriculares y tecnologías de realidad virtual, por 3.000 millones de dólares. Con esta compra, Facebook intentaba posicionarse a la vanguardia del segmento más reciente de videojuegos, que se estima tiene un potencial de más de 10.000 millones de dólares en los próximos años. Lamentablemente, desde la compra, el potencial todavía no se ha desarrollado. Además, Oculus se ha topado con problemas legales.

Facebook tuvo que pagar una multa de 500 millones de dólares a ZeniMax media, tras la sentencia judicial que determinó que el fundador de Oculus, Palmer Luckey, violó un acuerdo de confidencialidad que firmó con su dueño anterior, Prendes. Luckey desde entonces se ha desvinculado de Oculus, lo que fue un jarro de agua fría para los planes de desarrollo de Facebook. Sin embargo, la empresa permanece a la cabeza de la competencia y seguramente aumente su cuota de mercado sustancial una vez que el mercado de la RV haya arrancado de verdad.

2. RA Realidad aumentada

Hace dos semanas, durante la conferencia anual F8 de desarrolladores de Facebook, la compañía centró una cantidad considerable de atención en lo que claramente cree es la próxima gran atracción: la realidad aumentada. La RA es la capacidad de superponer capas de información y objetos virtuales sobre nuestra realidad percibida. ¿Recuerdan la última moda del Pokemon Go? Es el juego (desarrollado a través de una colaboración entre Nintendo (T:) y una compañía de RA llamada Niantic) que permitía a los jugadores atrapar personajes de Pokemon que se superponían sobre las imágenes captadas por el GPS de sus smartphones, haciendo que al jugador le pareciera que los personajes estaban en la misma ubicación que el usuario.

Facebook adquirió la aplicación móvil de MSQRD el año pasado para sus máscaras de AR, y este paso hacia la RA es la forma que tiene Facebook de aprovechar el producto adquirido. Tras la adquisición de Facebook, la pelota ha pasado a manos de los desarrolladores, pero las aplicaciones y oportunidades de negocio tienen un montón de potencial. Sin embargo, también se espera que la competencia sea intensa, con Snap (NYSE:) y Microsoft (NASDAQ:) ya en el juego, y los rumores de que Apple (NASDAQ:) incorporará características de RA a la cámara de su iPhone 8.

3. Workplace

Facebook ha creado su propia plataforma de comunicación empresarial, inicialmente para ayudar a gestionar su propia empresa de manera más eficiente. Hace un año, comenzó a trabajar con una serie de otras empresas para adaptar la plataforma al uso comercial.

Workplace está destinado a facilitar la comunicación interna entre compañeros de trabajo, de la misma manera que la herramienta de colaboración de equipo basada en la nube de Slack. Slack, con su gran capacidad de búsqueda —tiene una opción para enviar fragmentos de código a los miembros del equipo y la capacidad de integrar fácilmente software de gestión de proyecto existente como JIRA de Atlassian—, se utiliza mucho en el mundo de los negocios, pero especialmente entre los equipos de tecnología y desarrollo, que a menudo necesitan comunicación en tiempo real, algo que el viejo e-mail, más lento y convencional, no puede ofrecer.

La interfaz de usuario de Workplace se basará en la clásica interfaz de usuario Facebook, lo que la hará más familiar y más fácil de usar, atrayendo a un público más joven. También la hará mucho más fácil de manejar para aquéllos con alguna experiencia en Facebook. Workplace, a un precio de 3 dólares por usuario y mes, cuesta menos de la mitad que Slack (6 dólares), lo que seguramente cree una competencia real entre los dos productos. Creemos que Workplace es un negocio interesante para Facebook, uno al que definitivamente vale la pena echar un ojo.

4. WhatsApp

Hace tres años, cuando Facebook adquirió WhatsApp por alrededor de 22.000 millones de dólares, bastantes cejas se alzaron sorprendidas, especialmente porque WhatsApp generaba sólo unos 12 millones de dólares en ventas en aquel momento y había registrado una pérdida neta de 140 millones. A excepción de la recopilación de datos de WhatsApp para fines publicitarios, nos hemos preguntado más de una vez cómo ha obtenido realmente Facebook valor adicional de esta adquisición.

Parece que podríamos estar a punto de obtener una respuesta. Facebook parece estar a punto de incorporar una función de pago mediante una red de pares (peer to peer) en la India, el mayor mercado de WhatsApp.

Este iniciativa surge en respuesta a la ‘guerra’ del primer ministro Narendra Modi de la India contra las grandes transacciones de efectivo, pues las considera facilitadoras de la corrupción y la evasión de impuestos. En diciembre, Modi invalidó el billete de banco de más valor de la India y anunció que el banco central dejaría de imprimirlo, básicamente dejando la puerta abierta a una función de pago en las aplicaciones más populares como Whatsapp.

Se rumorea que el lanzamiento de esta nueva función se llevará a cabo a finales de 2017.

Conclusión

En nuestra opinión, el constante éxito de Facebook y la continuidad de su crecimiento dependen de dos cosas. La primera es la respuesta a la pregunta, “¿qué consideraríamos una desaceleración considerable del crecimiento?” El equipo directivo de Facebook ha sido bastante opaco sobre el tema, por obvias aunque preocupantes razones. La segunda es ¿cómo de rápido puede Facebook diversificar sus ingresos y crear más motores de crecimiento?

Vale la pena echar un ojo a todo esto, ya que una brecha entre la desaceleración del crecimiento de la publicidad y el desarrollo de nuevos productos puede hacer que el precio de las acciones, que cerró ayer en 152,78 dólares, caiga considerablemente… Ofreciendo oportunidades de compra más seguras. Aunque Facebook se encuentra ahora en máximos históricos, en más de 150 dólares, su cotización se encuentra en uno de sus niveles más baratos desde el punto de vista de la valoración, con un ratio precio/beneficio de casi 44.

En un PER en el rango de 43, comprar acciones empieza a tener más sentido, incluso si Facebook sigue creciendo a menos del 50% de la tasa a la que creció en los , lo que seguiría suponiendo un 25% interanual en ingresos y un 50% + en ingresos netos.

Aunque Facebook nunca será un valor de inversión, al precio actual todavía supondría una inversión de crecimiento decente. Sin embargo, creemos que la ralentización del crecimiento de ingresos de la compañía provocará una reacción exagerada del mercado. En ese momento, pretendemos aprovechar el descenso esperado del precio de las acciones.

Loading...