“Las grandes gestoras piden una gran coalición política en España”

Ayer, como días antes de la Navidad de 2015, hablo unos minutos con un analista londinense tras la y los , en los bancos y en las empresas catalanas. Se muestra categórico, ayer, como hace dos años:

“Sólo una Gran Coalición calmará a los mercados españoles. Mientras, posibles escenarios, posibles respuestas, pero con la diferencia expresa de que, en esta ocasión, el Rey de España ha sido categórico, como contundentes, sin paliativos, han sido las instituciones democráticas europeas. Las gestoras más importantes del mundo miran con lupa los acontecimientos. La desobediencia civil de algunos catalanes, el no reconocimiento de la Ley, el mantenimiento de posiciones inadmisibles en cualquier Estado de Derecho, ha despertado la bicha del odio, de las rencillas, de las dos Españas. Si muy grave es este movimiento, no lo es menos el efecto dominó que puede generar en otros 57 reductos europeos, que van por el mismo camino, desde Milán a Córcega pasando por Marsella, Bélgica, Holanda y algunos landers alemanes. No sólo el futuro de Cataluña está en juego. Hay más campos que mueven idéntica pelota diabólica”.

“Una Gran Coalición en España de PP, PSOE y Ciudadanos, los más votados. Pero el palo en la rueda lo ha vuelto a poner la formación socialista que lidera Pedro Sánchez, que no es al PSOE como tal. Un Pedro Sánchez, con sed de venganza, que se mira el ombligo, su poltrona. Guiños aquí y allá, guiños estrábicos”.

“Y la Bolsa, presa de los cortos y de los hegde funds, se asoma al precipicio colmando el vaso. Vuelve el peligro a la banca, especialmente a la catalana, muy descapitalizada en apenas 48 horas. Es la exageración eterna de los mercados. Pero ahora se juega con fuego. Ni el Reino de España, ni ningún otro país, puede sucumbir a un puñado de ciudadanos fuera de la Ley, de la Democracia, de la Constitución. Los políticos no pueden mirar para otra parte. Hay que apagar el fuego”.

“Metidos ya en la arena bursátil, lo de siempre: después de una gran debacle vienen las grandes oportunidades. No pierdan la calma, pero exijan responsabilidades a sus políticos”.

Loading...