Ligeros avances en las bolsas europeas

Los principales índices bursátiles europeos cerraron ayer en general con ligeros avances, aunque lejos de sus niveles más altos del día. Así, y tras un inicio de sesión sin clara tendencia, en el que parecía que se iban a imponer nuevamente los goteos a la baja, las bolsas europeas giraron al alza sin un claro catalizador que pueda explicar la causa. En positivo se pasaron la mayor parte de la sesión, hasta que la apertura a la baja de Wall Street, mercado en el que sigue pesando la inestabilidad política, intrínseca a la Administración Trump desde sus inicios pero, que ahora, con la amenaza del cierre del Gobierno Federal, parece que está siendo tenida más en cuenta, hizo que la renta variable europea cediera terreno en las últimas horas de la sesión –hubo índices que llegaron a entrar en terreno negativo en este periodo de tiempo-.

Por sectores, en las bolsas europeas destacó nuevamente el comportamiento de los valores relacionados con las materias primas y los metales, que salen beneficiados de la debilidad del dólar, como hemos señalado en muchas ocasiones, así como los de las utilidades, las aseguradoras y los bancos. En sentido contrario, fueron los valores de corte tecnológico, los de distribución minorista y los relacionados con el gas y el los que peor lo hicieron durante la jornada.

En relación al precio del crudo, que ayer sufrió una importante caída, señalar que ésta fue provocada por el cierre de algunas refinerías estadounidenses en la región del Golfo de Méjico –hecho que afectará a la demanda de crudo-, donde se espera que toque tierra el huracán Harvey, cuya fuerza se ha intensificado, convirtiéndose en el ciclón más potente que llega a las cotas estadounidenses en 12 años. Sin embargo, esta madrugada el potencial impacto del huracán en la producción de crudo de la zona está permitiendo que en los mercados asiáticos el precio del petróleo recupere algo de lo cedido ayer.

Por su parte, Wall Street cerró a la baja, en una sesión anodina en la que los índices se mantuvieron la mayor parte del día en terreno negativo, no prosperando los varios intentos que realizaron durante la misma para girarse al alza. Como hemos señalado ya, las tensiones entre Trump y miembros de su partido, que pueden provocar el cierre del Gobierno Federal por falta de fondos, y la prudencia de muchos inversores ante la intervención HOY de la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, en el simposio de Jackson Hole, Wyoming, organizado por la Reserva Federal de Kansas –habla a las 16:00 horas, CET-, lastraron el comportamiento de este mercado durante la jornada. Al cierre todos los sectores terminaron con pérdidas con la excepción del de sanidad, que logro terminar el día con ligeros avances.

HOY, como hemos venido reiterando durante toda la semana, la atención de los mercados financieros occidentales: divisas, bono y renta variable, la monopolizará el simposio de Jackson Hole, en el que intervendrán tanto Yellen como el presidente del BCE, Mario Draghi, éste ya con las bolsas europeas cerradas –habla a las 21:00 horas, CET-. Así, decir que no descartamos que Yellen anticipe algo sobre cómo y cuándo pretende la Fed comenzar el proceso de reducción de su balance, algo que el mercado espera que comience a hacer en el mes de septiembre. Sin embargo, en lo que hace referencia al proceso de subidas de las tasas de interés oficiales, creemos que Yellen será menos explícita. En principio el mercado no apuesta por una nueva subida este año mientras que los miembros de la Fed contemplan una más, probablemente en diciembre. No obstante, creemos que todo va a depender de cómo se comporten tanto la economía como, sobre todo, la inflación en estos últimos cuatro meses del año.

Por su parte, creemos que Draghi se mantendrá a la “defensiva” en esta ocasión, no adelantando nada sobre el inicio del proceso de retirada de estímulos, algo que los miembros del Consejo de Gobierno del BCE deberían discutir en sus reuniones de septiembre o de octubre. Es muy probable, sin embargo, que Draghi vuelva a insistir en que los riesgos de la economía de la Zona Euro se han balanceado, así como sobre la debilidad de la inflación, que consideran coyuntural. No obstante, creemos que Draghi, que se mostró recientemente preocupado por la fortaleza del euro, intentará evitar la “euforia” en relación al comportamiento de la economía de la Zona Euro para impedir que la divisa única se fortalezca aún más. Al tener lugar su intervención tras el cierre de los mercados europeos, y ser HOY viernes, los inversores tendrán todo el fin de semana para “digerir” lo que diga Draghi, si es que dice algo relevante.

Por lo demás, señalar que en la agenda macro del día, además de la lectura final del PIB alemán del 2T2017, para la que no esperamos sorpresas –ver estimaciones en cuadro adjunto-, se publican en este país los índices que elabora el IFO y que miden el clima empresarial, en esta ocasión correspondientes al mes de agosto. En principio se espera que los tres indicadores, el principal, el de expectativas y el que evalúa la situación actual, se mantengan estables en relación al nivel alcanzado en julio, muy cerca de sus niveles máximos multianuales. Por la tarde, y en EEUU, se publicarán las siempre relevantes cifras de los pedidos de bienes duraderos (julio; datos preliminares).

Para empezar esperamos que los principales índices bursátiles europeos abran planos o ligeramente al alza, en línea con el comportamiento que han mostrado esta madrugada los mercados asiáticos. La actividad será limitada durante la jornada, con la mayoría de los inversores a la espera de escuchar lo que tengan que decir tanto Yellen como Draghi.

Loading...