Los datos macro de EE.UU. siguen indicando una clara expansión económica

Esta semana se han publicado tres indicadores macroeconómicos relevantes.

En el lado positivo tenemos la , que aunque sigue cayendo, lo hace a menor ritmo y por encima del nivel crítico. Era uno de los indicadores rojos y ha pasado a naranja.

El sector de la vivienda estadounidense sigue siendo de los que goza con mejor salud. La ha aumentado este mes. Habrá que ver cómo se comporta tras el comienzo del pinchazo inmobiliario canadiense.

En el lado negativo tenemos la suma de indicadores coincidentes de la ciudad de Nueva York, y los estados de Nueva York y Nueva Jersey. Este indicador cosecha de Bolsaconcabeza, había mejorado en los últimos meses hasta el punto de empezar a dibujar un punto de inflexión. Sin embargo, con la publicación de los datos de marzo y abril se han revisado los meses previos y parece que la caída continúa.

De hecho, ya ha pasado a nivel naranja en el cuadro de mandos. Según este indicador, la próxima recesión debería ser más parecida a la de 1980 o 1990 y no deberíamos esperar una gran crisis. Esto sería coherente con el análisis técnico de largo plazo que realizamos hace unas semanas.

Además, se revisó al alza el en varias décimas en su variación trimestral. Sin embargo el PIB real en su variación anual sólo se ha modificado en una décima, de 1,9% a 2%, repitiendo valor respecto al trimestre anterior.

El cuadro de mandos de la semana 21 cuenta con un indicador rojo, 3 naranjas y 18 verdes, señalando clara expansión a punto de finalizar el mes de mayo.

Esta semana las bolsas europeas se han mostrado más tranquilas mientras que las estadounidenses han marcado nuevos máximos históricos.

El gráfico del (cotización del CFD) muestra divergencias bajistas. Además, las bandas de Bollinger (líneas naranjas) se están estrechando reflejo de la baja volatilidad. Incluso la inferior ha igualado a la media móvil de 150 sesiones (línea roja de puntos).

Cuando esto ocurre, lo más normal es ver al precio ir a tocarla, por lo que las posibilidades de que el movimiento lateral que empezó en marzo continúe son bastante altas. Sólo un arranque de semana muy alcista puede deshacer este movimiento.

Loading...