Los factores políticos se imponen a los económicos

Ayer asistimos a un día complicado en los mercados financieros occidentales, en el que los factores políticos y geopolíticos se impusieron a los fundamentos económicos, provocando una elevada volatilidad tanto en los mercados de divisas como en los de renta fija y variable. Para empezar, los resultados nada concluyentes de las pesaron desde primera hora en el comportamiento del y de los mercados de valores de la zona euro, en los que, para mal, destacaba el comportamiento de la bolsa española, en parte consecuencia de la situación en Cataluña y en parte por el hecho de que ayer fue el sector bancario, que mantiene un elevado peso relativo en los índices españoles, el que peor se comportó.

Este último hecho fue producto del repunte del precio de los bonos en toda la región, lo que presionó a la baja sus rentabilidades, en un claro movimiento defensivo por parte de los inversores que ven complicada la formación de un gobierno estable en Alemania dado que los dos potenciales socios de la canciller Merkel “chocan” frontalmente en muchos e importantes temas.

De hecho, Merkel dijo ayer que no habrá nuevo gobierno hasta Navidades, lo que dará lugar a múltiples conjeturas, nada positivas para la estabilidad de los mercados financieros. En este sentido, ayer ya se dejó notar en algunos sectores las dudas que generan algunos de los posibles socios de Merkel en el futuro gobierno. Así, las posturas de los Verdes en temas como la generación eléctrica con lastró el comportamiento de la compañía RWE (DE:), que genera casi el 40% de su producción con esta materia prima. Igualmente, el sector del automóvil se vio penalizado por el rechazo de los Verdes a los vehículos diesel.

En las próximas semanas las complicadas negociaciones para formar gobierno en Alemania serán seguidas muy de cerca por los inversores. Aunque a corto plazo no creemos que este factor vaya a tener impacto en la recuperación económica de la región, un mal acuerdo de gobierno, básicamente uno poco estable, sí podría terminar afectando negativamente a la economía alemana y a la de la Zona Euro en su conjunto.

Al cierre, y tras muchas idas y vueltas, los principales índices bursátiles europeos cerraron de forma mixta, con el a la cola de los mismos por las razones expuestas anteriormente. La apertura a la baja de Wall Street, mercado que reaccionó también a la defensiva tras conocerse las declaraciones del ministro de Exteriores de Corea del Norte, en las que afirmaba que EEUU había declarado la guerra a su país y que por ello el régimen comunista podría incluso derribar aviones estadounidenses aunque estos estuvieran en espacio aéreo internacional.

A pesar de que Estados Unidos negó la “declaración de guerra”, los inversores optaron por deshacer posiciones en acciones de riesgo, lo que afectó principalmente a los valores tecnológicos, los cuales se han revalorizado mucho en lo que va de ejercicio, y que en su conjunto fueron duramente castigados.

Por lo demás, señalar que el precio del volvió a subir ante las expectativas abiertas el viernes en la reunión de control del pacto de reducción de producción firmado por los países de la OPEP y algunos productores “no OPEP” sobre una posible extensión del mismo.

También la amenaza de Turquía de cerrar uno de los principales oleoductos por los que los kurdos iraquíes sacan al mercado su producción –afectaría a unos 500.000 barriles al día-, estuvo detrás de este nuevo repunte del precio de esta materia prima, que de esta forma, y tras subir más del 20% desde sus recientes mínimos, ha entrado en mercado alcista. Ello permitió que el sector Energético fuera el que mejor se portó ayer en Wall Street.

Hoy esperamos que el negativo cierre ayer de Wall Street provoque una apertura a la baja de las bolsas europeas, aunque no esperamos que los recortes vayan a ser significativos. Es factible, no obstante, que continúen los movimientos defensivos que pudimos observar ayer, lo que debería beneficiar el comportamiento de los bonos.

Por lo demás, señalar que en la agenda macro del día destacan la publicación esta tarde en EE.UU. del del mes de septiembre y la de las ventas de nuevas viviendas de agosto. Además, y ya con los mercados cerrados, los inversores estarán atentos a la en una conferencia en la que hablará sobre las perspectivas de crecimiento en una economía global cambiante.

Además, señalar que tras el cierre del mercado dos importantes compañías, la fabricante de semiconductores Micron (NASDAQ:) y Nike (NYSE:), publicarán sus cifras trimestrales, en un posible adelanto de lo que pueden esperar los inversores de la temporada de resultados trimestrales que se iniciará en un par de semanas.

Por último, destacar que mañana el presidente de EE.UU, Donald Trump, dará detalles sobre la futura reforma impositiva que está elaborando su equipo económico con los representantes republicanos, reforma que incluirá sustanciales rebajas de tipos tanto para los ciudadanos como para las empresas y que es esperada como “agua de mayo” por los mercados.

Loading...