Los inversores siguen acumulando apuestas de mayor riesgo

Los inversores siguieron ayer acumulando “apuestas” de mayor riesgo, impulsando al alza con ello a los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses, lo que permitió tanto al como al cerrar marcando nuevos máximos históricos. Los bancos, las aseguradoras y los valores relacionados con las materias primas fueron los que mejor lo hicieron durante la jornada, mientras que los valores de corte defensivo como los de alimentación o los de las utilidades se quedaron rezagados. En este comportamiento tuvo mucho que ver la nueva caída de los precios de los bonos, activos que generalmente actúan como refugio, lo que impulsó al alza sus rentabilidades tanto en los mercados europeos como en los estadounidenses. En este sentido, señalar que la mayor inclinación de la curva de tipos favorece a la banca, mientras que el repunte de las rentabilidades de los bonos a largo plazo penaliza el comportamiento en bolsa de los valores que “compiten” por el favor de los inversores con este tipo de activos, como son los de carácter defensivo.

Por lo demás, señalar que durante la jornada se publicaron en el Reino Unido los datos de inflación del mes de agosto, que superaron con creces lo esperado, situándose la tasa interanual de crecimiento del IPC británico en máximos multianuales –ver análisis en sección de Economía y Mercados-. Este hecho, que provoca que el crecimiento de los salarios de los ciudadanos británicos sea negativo en términos reales, lo que supone la pérdida de poder adquisitivo de este colectivo, pone en peligro el crecimiento de la economía del Reino Unido en un momento en el que la incertidumbre generada por el brexit sigue aumentando ante la incapacidad política de reconducir la situación. Difícil papeleta la que tiene el Banco de Inglaterra (BoE) en estos momentos, con una inflación al alza, producto de la depreciación de la libra, y un crecimiento menguante –MAÑANA (T:) se reúne el Comité de Política Monetaria de la Institución; en principio no se esperan cambios en sus políticas acomodaticias pero habrá que estar atentos al comunicado y al resultado de la votación de sus miembros al respecto-.

Además, ayer la compañía Apple (NASDAQ:) dio a conocer sus nuevos productos, entre ellos tres nuevos iPhone, destacando el iPhone X, con el que pretende inaugurar una “nueva era” de este producto, un nuevo reloj y una nueva Apple TV. El valor se mostró muy volátil durante toda la jornada, terminando el día ligeramente en negativo. En operaciones fuera de hora la cotización no se movió, por lo que esperamos que el “veredicto” del mercado se dé a conocer en los próximos días. Hay dudas sobre la capacidad de la compañía de vender el nuevo iPhone X en mercados como el asiático debido a su elevado precio ($ 999). No obstante, todo apunta a que con éste la compañía inicia un nuevo ciclo de su terminal. Cabe recordar, por último, la importancia que tiene Apple en el mercado bursátil estadounidense, no sólo porque su elevada capitalización hace que mantenga un peso relativo muy elevado en índices como el S&P 500 o el Nasdaq Composite, sino porque muchas pequeñas compañías tecnológicas cotizadas, entre ellas muchas de semiconductores, dependen en gran medida de que este “nuevo ciclo” sea exitoso al ser proveedores de la compañía.

Por último, y en lo que hace referencia a la jornada de hoy, señalar que en la agenda macro del día destaca la publicación en la Zona Euro de los datos de la producción industrial del mes de julio, en Alemania y España de las lecturas finales del IPC de agosto y en EE.UU., ya por la tarde, la del índice de precios de la producción del mismo mes. La inflación, como venimos insistiendo en nuestros comentarios, es a día de hoy la variable clave que va a determinar las decisiones que en materia de política monetaria adopten los principales bancos centrales, de ahí lo relevante de estos datos para la marcha de las bolsas en el corto/medio plazo. Por lo demás, señalar que esperamos que las bolsas europeas abran hoy sin clara tendencia, siendo factible que, tras dos días de alzas, se imponga la toma de beneficios, aunque no esperamos grandes recortes en las cotizaciones dado el buen momento por el que parecen atravesar los mercados, con la “crisis coreana” por ahora “olvidada” por los inversores. No obstante, entendemos que este es el factor que puede cambiar la tendencia de los mercados en cualquier momento, provocando una nueva huida hacia “lo seguro”.

Finalmente, y en lo que hace referencia a la bolsa española, señalar que desde ayer se está celebrando la BBVA (MC:) Iberian Conference, en la que participan hoy muchas importantes compañías cotizadas en este mercado. Habrá que estar atentos a lo que digan las compañías en este simposio ya que podría impactar directamente en el comportamiento de sus cotizaciones.

Loading...