Los inversores siguen incrementando sus posiciones de riesgo

Tal y como anticipamos que podría ocurrir, ayer los inversores en los mercados financieros europeos y estadounidenses se decantaron claramente por incrementar sus posiciones de riesgo. Este giro de 180 grados en su política de inversiones estuvo motivado por dos factores principalmente: i) el hecho de que el régimen de Corea del Norte se abstuviera de “tensar nuevamente la cuerda” y no lanzara un nuevo misil el pasado sábado, cuando celebraba el aniversario de la fundación del país; y ii) que el huracán Irma fue “más benigno” de lo esperado a su paso por Florida, causando muchos menos daños que Harvey en Texas.

Así, y como consecuencia de este impasse en la crisis coreana, los inversores optaron por cerrar posiciones en activos refugio como el yen, el franco suizo, el y los , que vieron repuntar sus rentabilidades tanto en Europa como en EE.UU., y apostaron por incrementarlas en el dólar y en la renta variable.

El sector financiero fue el más beneficiado por el repunte de los tipos de interés a largo plazo, mientras que el sector asegurador fue el más destacado en la jornada, al cerrar muchos inversores las posiciones cortas abiertas en estos valores debido al impacto previsto del Irma en Florida. En sentido contrario, los sectores de corte más defensivo como los de consumo no cíclico, el de sanidad o el de las utilidades se quedaron atrás en un día en el que casi todos los sectores se revalorizaron.

De esta forma, y yendo de menos a más, los principales índices bursátiles europeos y estadounidenses cerraron ayer con fuertes alzas, lo que permitió al lograr un nuevo máximo histórico, el trigésimo primero del presente ejercicio.

Por su parte, el fue uno de los índices más destacados durante la jornada como consecuencia del elevado peso relativo que en él tiene el sector bancario, que ayer, tras días de fuerte castigo, reaccionó al alza con mucha fuerza.

Señalar que desde un punto de vista técnico los principales índices europeos presentan ahora un buen aspecto, lo que, si no surgen nuevas tensiones en la península de Corea podría permitirles seguir recuperando terreno en el corto plazo.

En este sentido, señalar que hoy esperamos que al comienzo de la jornada continúe el buen tono en los mercados bursátiles europeos, tal y como ha ocurrido esta madrugada en los asiáticos, en los que los inversores han continuado vendiendo yenes y bonos, apostando por la renta variable.

El sector bancario, que también ha mejorado sustancialmente desde el punto de vista técnico –dentro de este las acciones de Banco Santander (MC:) y de BBVA (MC:)-, es muy factible que siga liderando las alzas en los mercados, mientras que los activos refugio como el oro o los bonos soberanos siguen cediendo posiciones.

Por otra parte, destacar que ayer el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó un paquete “descafeinado” de nuevas sanciones destinadas a contener al régimen comunista de Corea del Norte. Tanto Rusia como China votaron a favor tras eliminarse de la propuesta inicial estadounidense las medidas más drásticas, como el embargo del o el de los bienes del líder coreano Kim. Está por ver la reacción de Corea del Norte a estas nuevas sanciones. Este factor es en estos momentos el que más incertidumbre puede generar a los inversores, que seguirán muy atentos a los acontecimientos y a las noticias que lleguen desde esta parte del mundo.

Finalmente, y como comentamos ayer, señalar que hoy la compañía Apple (NASDAQ:) presenta su nuevo iPhone, el que ha desarrollados para celebrar el décimo aniversario de este terminal. Habrá que estar muy atentos a la reacción de los analistas y de los inversores a la presentación que celebrará hoy la compañía, ya que, como también dijimos ayer, el elevado peso relativo de Apple en los principales índices estadounidenses puede condicionar su comportamiento.

Loading...