Los mercados de valores de China cayeron a pesar de un PIB sólido

Las bolsas chinas cayeron el lunes con el índice tecnológico Shenzhen cayendo un 4,28% hasta 1.800,54, mientras que el índice compuesto de Shanghái perdió un 1,43%, alcanzando los 3.176.46 puntos. Los datos mostraron que la segunda mayor economía del mundo creció un 6,9% interanual en el segundo trimestre, igualando el rendimiento del trimestre anterior, pero superando el pronóstico promedio del 6,8%.

Las ventas minoristas de junio también mostraron un alza mayor de lo esperado, registrando un 11% interanual en comparación con el 10,6 % esperado. Finalmente, la producción industrial se expandió al 7,6% interanual, superando el pronóstico de 6,5%.

La venta masiva de esta mañana fue consecuencia de la creciente preocupación por el exceso de apalancamiento en la economía y las cuestiones relativas a los posibles efectos dominó una vez que se active el real desapalancamiento. En el mercado de divisas el yuan, tanto en tierra como en el mar, operó sin cambios a pesar de la fortaleza general de la divisa estadounidense.

El extendió sus ganancias contra la mayoría de sus pares, aumentando un 0,35% frente a la corona sueca y el dólar de Nueva Zelanda y el 0,25% frente a la moneda única, recuperando un poco de terreno después de la ola de ventas del viernes. De hecho, el último lote de datos de Estados Unidos dejó poco para el exceso de optimismo. Las ventas minoristas estuvieron en territorio negativo por segundo mes consecutivo, contrayéndose un 0,2% intermensual (frente al +0,1% esperado). Excluyendo los autos y la gasolina, la medida se redujo 0,1% intermensual frente al pronóstico mediano de +0,4%.

La debilidad persistente en los datos de Estados Unidos sugiere que lo que la Fed ve como algo “transitorio” podría tener raíces más profundas, lo que a ciencia cierta desalentaría su perspectiva para el ritmo del alza de las tasas de interés.

Loading...