Los resultados empresariales y Cataluña marcarán el cierre de la semana

Con el Banco Central Europeo (BCE) como principal protagonista de la sesión los principales índices bursátiles europeos cerraron con fuertes alzas. En esta ocasión el , y tras un día marcado por el “esperpento” montado por el secesionismo catalán, cerró la jornada con fuertes alzas.

En un principio, éstas fueron consecuencia del anuncio de que el presidente del Gobierno autonómico de Cataluña estaba dispuesto a convocar elecciones en la comunidad, iniciativa de la que se retractó posteriormente para amenazar nuevamente con una declaración unilateral de independencia que ya no realizaría él sino el parlamento regional en la jornada de hoy.

Este giro brusco de los acontecimientos provocó que en la última hora de la sesión la bolsa española perdiera una parte importante de lo que había ganado. Sin embargo, en los últimos minutos de la misma volvió a recuperar, con los inversores totalmente “despistados”, descontando no se sabe muy bien el qué, a lo mejor que el desenlace final de este “despropósito” está cada vez más cercano.

Pero el catalizador del buen comportamiento de los mercados de renta variable y fija europeos fue un BCE que fue capaz ayer de “cuadrar el círculo” y de “vender” a los inversores un programa de retirada de estímulos progresivo que fue muy bien recibido. Así, el BCE ha optado por alargar nueve meses su programa de compra de activos, hasta septiembre de 2018, reduciendo el importe de compras mensual a la mitad.

Además, y tal y como esperábamos, advirtió de que el mencionado programa podría alargarse en el tiempo y el importe de las compras volver a incrementarse de considerarlo necesario. Igualmente, hizo mucho hincapié en que volvería a invertir el importe de los bonos que fueran venciendo. La “excusa” para el mantenimiento de un programa tan “agresivo” de inyección de liquidez al sistema fue, como era previsible, la debilidad de la inflación.

La reacción de los mercados financieros de la región no se hizo esperar: bolsas y bonos al alza, con la consiguiente caída de las rentabilidades de los mismos, todo ello mientras que el euro se depreciaba con fuerza, especialmente en relación al dólar, buena noticia esta última para las empresas europeas exportadoras, que ven así incrementar su competitividad.

En Wall Street, mercado que estuvo más pendiente de los positivos resultados empresariales dados a conocer durante la jornada, la actitud del BCE también fue bien acogida, como también lo fue el hecho de que todo parece preparado para que la semana que viene el partido Republicano presente su plan de reducción de impuestos e intente que sea aprobado por las cámaras. Ayer, en la Casa de Representantes, la cámara baja del Congreso de EE.UU., se aprobó la ley de presupuesto, lo que permitirá al partido Republicano, como ya ocurrió en el Senado, aprobar por mayoría simple su ley impositiva.

En lo que hace referencia a la sesión de hoy, señalar que, un día, más, la crisis institucional catalana, que entra en una fase decisiva, centrará la atención de los inversores, especialmente en España y en Europa, dejando en un segundo plano los importantes resultados empresariales que se darán a conocer a lo largo de la jornada. Así, el Senado español aprobará la activación del artículo 155 de la Constitución Española, lo que permitirá al Gobierno intervenir la autonomía catalana.

Por su parte, el parlamento regional es muy factible, o no, que declare la independencia unilateral de Cataluña, aunque sea sólo formalmente. Está por ver la reacción “de la calle” a todos estos eventos, algo que, de ser violenta, podría lastrar el comportamiento de los mercados financieros españoles y condicionar el de los europeos.

Por lo demás, comentar que en la agenda macro del día destaca la publicación esta tarde en EEUU de la primera lectura del PIB, correspondiente al 3T2017, que se espera haya avanzado un 2,6% en términos anualizados a pesar del impacto negativo que en el mismo han tenido sin duda los huracanes que asolaron el sur del país.

Volviendo al ámbito empresarial, señalar que ayer en Wall Street, y tras el cierre del mercado, cuatro grandes compañías tecnológicas: Microsoft (NASDAQ:), Alphabet (NASDAQ:), Intel (NASDAQ:) y Amazon (NASDAQ:) publicaron resultados trimestrales muy superiores a lo esperado por los analistas, lo que provocó fuertes subidas de sus cotizaciones en operaciones fuera de hora, algo que hoy debe permitir a los principales índices de este mercado seguir avanzando, al menos al comienzo de la sesión.

Además, y en la bolsa española, el BBVA (MC:) y el Banco Sabadell (MC:) han publicado esta madrugada sus resultados correspondientes a los nueve primeros meses de 2017, con el primero de ello superando ligeramente lo esperado por los analistas y el segundo quedándose algo por debajo.

Por último, y para empezar, esperamos que las bolsas europeas abran al alza, siguiendo así con la estela dejada ayer por Wall Street. Posteriormente, serán los resultados empresariales y, especialmente, el devenir de la crisis institucional catalana, lo que determine la tendencia de cierre semanal de estos mercados.

Loading...