Los valores mineros y los metales resisten el recorte del rating chino

Los principales índices bursátiles europeos cerraron ayer con ligeras caídas con la excepción del británico que, apoyado en los valores relacionados con las materias primas, cerró al alza. Hubo poco movimiento durante una sesión que comenzó con la noticia de la bajada del rating crediticio a China por parte de la agencia Moody’s, lo que en principio, y como señalamos que podría suceder, tuvo un impacto negativo en el precio de los metales, los cuales habían subido con fuerza el lunes tras conocerse las intenciones del Gobierno chino de cerrar las plantas más contaminantes. Ello lastró durante las primeras horas de la jornada el comportamiento de los valores mineros y de los relacionados con los metales. No obstante, y a medida que avanzaba la sesión, esta primera reacción, más de tipo emocional que fundamental, fue disipándose y los precios de estas commodities comenzaron a recuperar terreno, al igual que lo hicieron las cotizaciones de los valores relacionados con las mismas. Cabe destacar, además, que las noticias sobre las intenciones de la administración estadounidense de proteger su sector del acero animaron la evolución en bolsa de las compañías del sector estadounidense y de las europeas que, como Acerinox (MC:) y Arcelormittal (MC:), tienen plantas de producción en el país norteamericano.

En sentido contrario, ayer destacó el mal comportamiento en los mercados europeos de los valores del sector del automóvil. Las nuevas “acusaciones” en Europa y EE.UU. contra firmas como Daimler (DE:) –sus oficinas fueron registradas en busca de pruebas sobre falsedades en los datos de las emisiones de algunos vehículos diésel- y Fiat Chrysler (MI:) –el Gobierno de EEUU acusa a la compañía de haber falseado las emisiones de sus vehículos- penalizaron la evolución de las acciones de las empresas del sector, que se convirtieron en un lastre para los índices.

Por su parte, la bolsa estadounidense volvió a mostrar gran fortaleza, lo que llevó al a cerrar la jornada marcando un nuevo máximo histórico. Con el presidente Trump de viaje en el extranjero, parece que las tensiones en Washington han pasado de momento a un segundo plano y que los inversores han optado nuevamente por asumir riesgo y apostar por la renta variable. En este mercado la cita del día fue la de la reunión que celebró a principios de mes el Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC). Como analizamos en nuestra sección de Economía y Mercados, las actas no aportaron nada realmente nuevo, siendo quizás lo más relevante que la mayoría de los miembros del Comité se mostraron favorables a de la Fed. El hecho de que todos abogaran por hacerlo de forma paulatina y transparente parece que tranquilizó a los mercados, dada la reacción de los de bonos, que paradójicamente subieron, lo que conllevó el recorte de sus rentabilidades. Además, los miembros del FOMC señalaron que consideraban la debilidad del crecimiento económico estadounidense en el primer trimestre de 2017 como coyuntural, al igual que la caída reciente de la inflación, por lo que si los datos macro seguían “acompañando” apoyaban nuevas subidas de tipos. Entendemos, por tanto, que la probabilidad de que la Fed vuelva a actuar a mediados del mes que viene cuando se vuelva a reunir el FOMC es elevada.

Hoy, en una sesión en la que la agenda macro es liviana –destaca la publicación y de los datos del PIB del primer trimestre 2017 y esta tarde en EEUU de los -, la atención de los inversores la monopolizará la los países productores de de la OPEP y algunos productores “no OPEP”. En principio, y según se ha venido filtrando en los últimos días, la posibilidad de extender el actual acuerdo de reducción de producción de 1,8 millones de barriles al día, que vence a finales de junio, es muy elevada. La duda es si la extensión será por nueves meses, por lo que apostamos, o por solo seis. Más complicado vemos la posibilidad de que se eleve el volumen de los recortes. Únicamente si finalmente deciden participar en el acuerdo algunos nuevos pequeños productores “no OPEP” es posible que se aumente el mismo. La reacción del precio del crudo al resultado de la reunión es complicada de prever. Puede darse el caso de que los inversores se decanten por “vender con la noticia” tras “haber comprado con el rumor”, más aún si finalmente la extensión del acuerdo se limita a seis meses, ya que creemos que el mercado descuenta ya una ampliación del mismo hasta finales del primer trimestre de 2018, tal y como ha venido impulsando Arabia Saudí desde hace días. Lo que sí estamos seguros es que la se va a ver reflejada hoy en bolsa en los valores relacionados directamente (petroleras) o indirectamente (compañías que venden servicios y productos a las petroleras) con esta materia prima.

Señalar, por otra parte, que prevemos que las bolsas europeas abran al alza, siguiendo la estela de los mercados estadounidenses ayer en una sesión que esperamos sea nuevamente de transición en estos mercados. En el mercado español habrá que estar atentos a la celebración del Día del Inversor por parte de Ferrovial (MC:), sobre todo por lo que pueda señalar sobre lo que espera del tan comentado programa de infraestructuras estadounidense anunciado por el presidente Trump, dado el buen posicionamiento que tiene esta compañía en EE.UU. Finalmente señalar que no descartamos que esta jornada continúe el rebote de tipo técnico que iniciaron el miércoles algunas compañías mineras y las relacionadas con los metales. En este sentido, señalar que Aperam (MC:) tiene un interesante aspecto técnico que puede hacer que repunte con cierta intensidad en el corto plazo.

Loading...