Montebalito se va a la cola del Continuo con la retirada de los oportunistas

8

La retirada de posiciones oportunistas pasa factura a Montebalito. Después de haber celebrado sus cuentas anuales con ganancias de más del 23% al cierre de ayer, solo un día después pasa de coronar a cerrar la tabla de revalorizaciones del Mercado Continuo. La inmobiliaria se deja un 7,7% en los cruces más madrugadores.

Como ya ocurrió en la sesión de ayer, donde cambiaron de manos cerca de 950.000 acciones de Montebalito, los volúmenes de negociación siguen disparados debido a la rápida entrada y salida de inversores de corto plazo que este martes optan por asegurar ganancias. Apenas una hora después de la apertura del parqué, ya se han operado más de 150.000 títulos de la compañía, cifra que con la excepción de ayer supera las cifras de cierre de sesión de todo este mes de febrero.

A pesar de la brusca caída, la cota clave de los 2,00 euros por acción se mantiene intacta. En los cruces más bajistas de este arranque de la sesión, el mínimo se sitúa en los 2,28 euros por acción, una cota que aún aguanta una revalorización del 14% con respecto al último precio del pasado viernes, la víspera de la presentación de unas cuentas que han aupado la gráfica de la compañía hacia cotas que no se alcanzaban desde principios del año 2011, cuando tuvo una fugaz pasada por ellas, más consistentes hasta el tercer trimestre de 2010.

En el año 2016, la cotizada ha registrado un beneficio de 3,67 millones de euros, una cifra que equivale a multiplicar por 14 veces los 259.000 euros del ejercicio anterior. El exponencial incremento de ganancias se ha producido a pesar de una caída del 29% en la cifra de ventas del grupo desde los 2,28 millones de euros del ejercicio anterior a los 1,62 millones conseguidos al cierre de 2016.

El punto clave de las cuentas que la compañía ha remitido este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha estado en un resultado financiero neto un 63% más abultado que hace un año, gracias sobre todo a la amplia reducción de la deuda del grupo. En este sentido, los gastos financieros a los que la sociedad ha tenido que hacer frente han sido un 54% inferiores a los del ejercicio 2015. En cifras redondas, el pasivo no corriente ha caído hasta los 14,02 millones de euros desde los 14,79 millones del cierra anual previo, mientras que en corrientes la reducción ha sido desde los 13,14 hasta los 9,47 millones.