Otra vez los bancos centrales a escena

En sus comparecencias de la semana pasada, ente el congreso y el senado estadounidense, transmitió un mensaje positivo respecto a la evolución de la economía norteamericana, la cual avanza lo suficientemente fuerte como para que la Fed pueda y comience a reducir su gran cartera de bonos.

Todo esto ayudó a relajar las tensiones sobre los bonos e impulsó a las bolsas. El cerró la semana en récords históricos, con una revalorización semanal del 1,04% y el se revalorizó 1,41%. En Europa también buen comportamiento de los mercados de renta variable, completando la segunda semana en positivo y consolidando niveles. El se revalorizó un 1,79 % y el un 1,59%.

En el terreno de la deuda se observo una reducción de las presiones vendedoras, especialmente en la periférica. Así la rentabilidad exigida a la deuda española a 10 años bajo hasta el 1,656% al final de la semana. La rentabilidad exigida al se mantuvo en el nivel de 0,594%.

El euro sigue fortaleciéndose respecto al dólar .Tras la reducción en las previsiones de inflación norteamericana se han suscitado dudas sobre si finalmente la Fed llevara adelante su programa de subidas de tipos, debilitando al dólar. El euro se cambia a 1,1489 dólares al final de semana.

El mostró un buen comportamiento durante la semana cerrando el barril de por encima de los 49 dólares.

Nos adentramos nuevamente en una semana con protagonismo de los bancos centrales. Cual estrellas de rock en cada actuación levantan pasiones. En esta ocasión le toca el turno al Banco Central Europeo que . No esperamos grandes cambios y sí , por parte de su presidente Mario Draghi, que el que transmitió en la reunión de Sintra.

Vista la convulsión provocada en el mercado de la deuda tras aquellas declaraciones es previsible que relaje su mensaje de reducción de estímulos, aspecto que puede suponer un alivio en las rentabilidades exigidas a la deuda. Recordar que sus palabras han llevado al Bund alemán a más que duplicar su TIR.

Por lo tanto esperamos una buena semana en la renta fija. Podemos haber visto las rentabilidades más altas de la deuda en bastante tiempo y ahora tocaría estabilidad y reducción paulatina. Así que, si esto fuera así, estamos ante una buena oportunidad para tomar posiciones o aumentar duraciones en este activo. La renta variable es previsible que continúe su consolidación en positivo y que según se publiquen resultados empresariales se produzcan avances.

En el terreno de las divisa sigo viendo a un dólar débil durante bastante tiempo. Por lo menos hasta que se produzca un repunte de la inflación norteamericana o se perciba una mayor fortaleza de la administración Trump. Podemos decir que ahora la zona de equilibrio puede ser 1,10 dólares cuando no hace mucho el consenso era de la paridad.

Las citas económicas de la semana vienen marcadas por la reunión de política monetaria del BCE y posterior comparecencia de Mario Draghi el próximo jueves. El lunes, en el que Japón permanecerá cerrado por festivo, conoceremos el . El martes se publica la inflación en Reino Unido y el y .

El jueves, además del BCE, también . Conoceremos también el dato de la confianza del consumidor final en España. El viernes se publica la balanza comercial en España y es un día de vencimientos de futuros y opciones en España.

El tesoro español el martes y bonos y el jueves.

Loading...