Pescanova recompone su consejo sin fecha para la junta de accionistas

32

Pescanova sigue sin fecha para convocar la junta extraordinaria de accionistas que adecúe su consejo de administración al nuevo poder del fondo Broadbill. Sin embargo, la antigua gigante piscícola ha anunciado ya un nombramiento clave para la continuidad de su mermado órgano de gobierno.
 
El puesto de secretario del consejo de administración de la antigua Pescanova recaerá en adelante sobre Leopoldo Fernández Zugazabeitia. Este llega como relevo para César Mata Moretón, uno de los miembros de la cúpula directiva de la compañía que anunciaron su dimisión tras conocerse el incremento de posiciones del fondo inversor Broadbill como consecuencia de la venta de la cervecera Damm, propiedad de la familia Carceller.
 
La compañía, vaciada de cualquier actividad mercantil y limitada a la mera tenencia de un 20% de las accione de Nueva Pescanova, ha enviado un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que explica que ya ha aceptado el cargo y declarado que no incurre en incompatibilidad alguna para ello. Fernández Zugazabeitia es miembro del consejo desde el pasado mes de septiembre.
 
En su historial profesional, ligado al ejercicio de la abogacía, figura ser socio fundador del despacho legal Zaibatsu. A sus 43 años de edad, también cuenta con formación y experiencia relacionada con los mercados de valores, según se dio a conocer en el momento de su incorporación a la antigua cotizada pontevedresa.
 
La espantada de consejeros de Pescanova se hizo pública el pasado 13 de febrero. Entonces, se explicó que a consecuencia de los “recientes cambios accionariales” acaecidos en el seno de su capital se producía la renuncia de César Real y César Mata con el objetivo de “facilitar” el “proceso de renovación” pertinente. Mientras que Broadbill contaba con una participación del 3,69% hace solo unos meses, las compras a los Carceller han engordado su cartera por encima del 11,5%, según han confirmado fuentes del mercado al diario Faro de Vigo.
 
Entre los puntos a tratar en la junta extraordinaria de accionistas anunciada, pero sin fecha en el calendario, se incluyen también “la adopción de otros acuerdos trascendentes” sobre los cuales no se ha adelantado nada todavía. En este sentido, fuentes próximas a la compañía especulan con la adopción de nuevos vínculos con la gerencia de Nueva Pescanova después de una línea de fuerte oposición a sus decisiones empresariales que han tocado máximos con la puesta a punto de una ampliación de capital en la nueva matriz del grupo que podría condenar a los antiguos accionistas a sumar entre todos un testimonial 2% del capital de la actual marca productiva del grupo.