¿Por qué no se fía el mercado de Abengoa?

Hace ya tiempo que se produjo la reestructuración de la deuda de Abengoa (MC:) que evitó in extremis el concurso de acreedores y la liquidación de la sociedad.

Varios son los hechos positivos que han ido apareciendo alrededor de la sociedad pero que, sin embargo, no se han traducido en un aumento de la cotización de sus acciones, estos datos positivos son:

  1. Hoy se han publicado los resultados hasta el tercer trimestre y aunque la recuperación es lenta parece que la empresa va por el buen camino. Así su ebitda se ha vuelto positivo en 69 millones, frente a 90 millones en negativo del año pasado. Sus ventas se han situado en 1.100 millones de euros y su contratación en 1.150 millones.
  2. La empresa se ha propuesto reducir a niveles mínimos la deuda que le queda con las ventas de Brasil, Yield y A3T.
  3. Abengoa ha logrado estos últimos días el visto bueno judicial a su reestructuración en Brasil.
  4. La compañía sigue siendo una de las lideres mundiales en su sector y prueba de ello es la continua concesión de proyectos por todo el planeta.

Pero todo esto no está siendo suficiente para ganarse la confianza del mercado y hay aspectos que crean mucha incertidumbre en la sociedad como son:

  1. Abengoa no dispone de un núcleo duro de accionistas y esto el mercado lo penaliza. Ningún grupo ha adquirido un porcentajes importante de capital tras la reestructuración y los bancos se han desecho practicamente de todas sus acciones.
  2. El juez le ha dado la razón a un grupo de acreedores que no aceptó la reestructuración y este litigio puede lastrar en parte la recuperación de Abengoa.
  3. A pesar de que con la venta de Yield se va a reducir la deuda del grupo a casi a la mitad, el mercado ve con malos ojos que Abengoa se desprenda de su joya.

Parece, por tanto, que el mercado ve más contras que pros en la marcha de Abengoa y mientras que esto sea así, la cotización de la empresa no iniciará su recuperación.

Loading...