Repsol modera las pérdidas tras mejorar su margen de refino

La petrolera española Repsol dio a conocer ayer tras el cierre del mercado sus estimaciones avanzadas del último trimestre del año pasado, en el que espera un incremento del margen de refino hasta los 7,2 dólares por barril, más de un 40% por encima de lo registrado trimestre anterior (5,1% dólares) y en línea con las cifras de un año antes.
 
De esta manera, la petrolera dirigida por Josu Jon Imaz sitúa este indicador por encima del valor establecido en su plan estratégico, cifrado en los 6,4 dólares por barril. Para los analistas de Bankinter, se trata de una noticia muy positiva, pues “vuelven a estar a niveles muy atractivos” y la cotización debería descontar positivamente estas magnitudes operativas del trimestre.
 
Además, la compañía cifra el precio medio del barril de crudo Brent en el cuarto trimestre en 49,3 dólares, lo que supone un 7,4% más que los 45,9 dólares de los tres meses previos y un 12,6% más que los 43,8 dólares del mismo periodo del año pasado
 
Sin embargo, de acuerdo a los datos remitidos por Repsol a la Comisión Nacional del Mercado y de los Valores (CNMV), su producción es este período fue de 679.000 barriles de petróleo o equivalente diarios, un 2,6% menos que los 697.000 barriles producidos en el mismo trimestre de 2015. A pesar de ello, la cifra se mantiene en el entorno de los 700.000 barriles de petróleo al día que el plan estratégico de la compañía estima como óptimo.
 
La compañía no evita, sin embargo, abrir la negociación a la baja y sus acciones se dejan un 0,2% en los primeros compases de la negociación en el Ibex. Pero consigue moderar su racha bajista, pues ayer la petrolera cayó un 2,3%.
 
 

Loading...