Sabadell publica un beneficio plano marcado por el impacto de las cláusulas suelo

Sabadell publica un beneficio plano marcado por el impacto de las cláusulas suelo
 
Banco Sabadell ha tomado este viernes relevo a la temporada de presentación de resultados de la banca. El vallesano ha publicado un beneficio de 710,4 millones de euros, fuertemente marcado por una provisión extraordinaria de 410 millones de euros por el fin de las cláusulas suelo hipotecarias que ha resultado en un cierre anual plano.
 
El montante obtenido por el Sabadell se queda solo un 0,3% por encima del conseguido el año pasado y si no se considerase la aportación del TSB británico que ha incorporado a su negocio se registraría una caída en ganancias del 9,4%, al quedarse esta partida en 531 millones de euros, según consta en la documentación que la entidad ha remitido este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
 
A lo largo del ejercicio 2016, la entidad también ha contabilizado un impacto negativo de 92,3 millones por el deterioro de la participación del portugués BCP y el impacto de la nueva circular de provisiones del Banco de España. En este sentido se ha visto afectado, en especial, el resultado del último trimestre, de 63,5 millones de euros.
 
Estos factores se han traducido en una cifra de cierre de balance anual por debajo de la esperada por el consenso de mercado. La media de los analistas que más de cerca siguen la evolución de la entidad catalana preveía un beneficio neto de 743 millones de euros, lo que hubiera supuesto una mejora del 4,9% sobre los resultados del ejercicio anterior. A consecuencia de esta brecha, las acciones del presidido por Josep Oliu caen más de un 2% en algunos cruces de la apertura y su gráfica se convierte en la más bajista de todo el Ibex 35.
 
Aunque los ingresos totales del grupo han caído un 0,1% a consecuencia del recorte del 50% en resultados por operaciones financieras, que se reduce en casi 600 millones de euros, sí engordaron tanto el margen de intereses como el de comisiones, con avances del 19,8% y del 5,6% en términos interanuales. No obstante, el crecimiento de los gastos fue mucho mayor, un 16,5% a consecuencia de la integración de TSB, lo que por sí solo ya provoca una caída del 15,8% en el margen antes de provisiones, que sin embargo han sido un 38,8% menos que hace un año.
 
Por lo que se refiere a la cartera de crédito de la entidad, se registra una contracción del entorno del 2%, hasta los 150.000 millones de euros. La ratio de eficiencia se ha mantenido estable en las proximidades del 48%, mientras que la tasa de impagos ha caído desde el 7,79% hasta el 6,14% y la relación de capital de máxima calidad de acuerdo a los criterios de Basilea III (CET1 fully loaded) mejora del 11,5% al 12% alcanzado al cierre del pasado ejercicio.

Loading...