Septiembre nunca ha sido un mes especialmente bueno para las bolsas

Desde Londres, A. L., analista financiero, me dice:

“Septiembre nunca ha sido un buen mes para las bolsas. Es uno de los peores, según los registros históricos disponibles. Llega el nuevo septiembre con el acicate de una posible subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, que, con el inicio de las subidas previas, ya ha ha cambiado el perfil de las diferentes políticas monetarias en todo el mundo o, en su defecto, con el retraimiento de este fenómeno por unas expectativas económicas más débiles. ¿Qué es peor, una nueva subida de tipos o un parón de la actividad económica de EE.UU.? Valórenlo ustedes mismos. Los traders vuelven a estar confusos y muy divididos respecto a una subida de tipos por parte de la Reserva Federal en septiembre. Las posibilidades de un aumento de las tasas de interés para el próximo han disminuido de manera progresiva. Pero ¿y si la Fed decide no subir tipos y, de este modo, el consenso acierta? Cabe esperar menos convulsiones, pero serán limitadas, porque el mercado no perderá de vista la hipótesis de alzas en los tipos USA salvo que la economía sorprenda con giros muy bajistas. Por eso recomiendo el siguiente enlace”:

Lo escribió hace dos años Russ Koesterich, CFA, Director de inversiones iShares Blackrock (NYSE:) Global Strategis, pero sigue siendo muy válido:

1. Septiembre es el mes del año que realmente importa. En cuanto a los datos sobre el desde 1896, septiembre ha sido históricamente el peor mes del año para las acciones, con un consistente y estadísticamente significativo sesgo negativo. Este fenómeno de septiembre se extiende más allá de los Estados Unidos. Septiembre también ha sido históricamente el peor mes del año en una serie de mercados europeos – entre ellos Alemania y el Reino Unido – y en Japón.

2. La ansiedad por la reducción de estímulos de la Fed probablemente se incremente al acercarnos a la reunión de septiembre de la Reserva Federal.

Loading...